El fortalecimiento muscular incluye ejercicios que utilizan el propio peso corporal para la resistencia. Las flexiones de brazos, por ejemplo, trabajan el pecho, los brazos, los hombros y la parte superior del cuerpo. Inténtalo: Apóyate sobre las manos y los pies, con los ojos en dirección al piso. Coloca las manos a una distancia un poco mayor que el ancho de los hombros y los pies separados con comodidad. Con la espalda y las piernas derechas, flexiona lentamente los codos y baja el pecho hasta que el mentón llegue al piso. Sentirás tensión en los músculos de la espalda, en los del abdomen y en los de la parte superior de los brazos. Luego, regresa lentamente a la posición inicial.

Jan. 24, 2019