Incorpora un poco más de actividad en tu día evitando el ascensor cuando puedas. Comienza tomando las escaleras cada vez que subas o bajes un piso. Luego, aumenta gradualmente la distancia hasta llegar a tres o cuatro pisos, o más. Mejor aún, haz que subir escaleras sea un entrenamiento en sí.

Nov. 20, 2018