Busca el equilibrio cuando practiques entrenamiento con pesas. Trabaja todos los músculos principales, entre ellos los del abdomen, las piernas, el pecho, la espalda, los hombros y los brazos. Pero fortalece los músculos opuestos de manera equilibrada, como la parte delantera y posterior de los hombros. Evita ejercitar los mismos músculos dos días seguidos. Podrías ejercitar todos los grupos musculares principales en una sola sesión dos o tres veces a la semana, o planificar sesiones diarias para los grupos musculares específicos. Por ejemplo, los lunes haz ejercicios de brazos y hombros, los martes trabaja las piernas, y así sucesivamente.

Jan. 24, 2019