No te rindas si tu programa de caminatas se desvía. Vuelve al juego con estos cuatro consejos: 1. Deja de castigarte. Entiéndelo como un contratiempo temporal, incluso si ocurre más de una vez. 2. Vuelve a evaluar tus metas. Asegúrate de que tus objetivos no sean demasiado difíciles ni demasiado fáciles. 3. Empieza. Solo haz algún tipo de ejercicio hoy, aunque solo sea por 5 minutos. 4. Sigue planeando. Busca formas de incluir una caminata, aunque te vayas de viaje, trabajes horas extra o hagas malabares con las tareas familiares.

Feb. 27, 2019