Si nunca has hecho ejercicio, comienza despacio y de manera sencilla. Al principio, camina una distancia y a una velocidad que te resulten cómodas. Si puedes caminar únicamente algunos minutos, que ese sea tu punto de partida. Por ejemplo, podrías intentar hacer sesiones diarias breves de 5 a 10 minutos, y lentamente llegar a 15 minutos 2 veces a la semana. Después de varias semanas, puedes aumentar la actividad progresivamente hasta llegar a entre 30 y 60 minutos de caminata la mayoría de los días.

Nov. 20, 2018