El resfriado común no tiene que mantenerte al margen. El ejercicio leve a moderado generalmente está bien si todos tus síntomas se presentan del cuello para arriba, por ejemplo, si tienes catarro, congestión nasal, estornudos o un leve dolor de garganta. Sin embargo, si los síntomas se presentan por debajo del cuello, por ejemplo, si tienes congestión de pecho, tos seca o malestar estomacal, pospón tu entrenamiento. Además, no hagas ejercicio si tienes fiebre, fatiga o dolores musculares generalizados.

Nov. 20, 2018