No es necesario inscribirte en un gimnasio para estar activo. De hecho, no necesitas salir de casa. He aquí cómo incluir más actividad física en tu rutina diaria: 1. Haz tus quehaceres. Pasa la aspiradora vigorosamente. O ve afuera y haz algo de jardinería. 2. Juega a la pelota. Juega al básquet en la entrada de la casa; juega al kickball o a la mancha en el patio. 3. Ve a dar un paseo. O lleva tu bicicleta a dar una vuelta por el vecindario.

Sept. 27, 2019