No es necesario que vayas a un gimnasio para hacer actividad física. De hecho, no necesitas salir de tu casa. A continuación, te explicamos cómo incorporar más actividad física a tu rutina diaria: 1. Haz las tareas domésticas. Pasa la aspiradora enérgicamente. O haz tareas de jardinería en el exterior. 2. Juega a la pelota. Practica tiros de básquetbol en la entrada para autos, o juega a la pelota o a la mancha en el jardín. 3. Sal a caminar. O anda en bicicleta por el vecindario.

Nov. 20, 2018