¿No tienes tiempo para un entrenamiento completo de 60 minutos? No te preocupes. Divide y vencerás. Los períodos más cortos de ejercicio, como hacer varias caminatas cortas a lo largo del día, también ofrecen beneficios. Ya sea que estés tratando de perder peso o de mejorar tu estado físico cardiovascular, la clave es ponerte en movimiento. Sube las escaleras, camina durante el descanso del almuerzo y haz las tareas domésticas a un ritmo lo suficientemente rápido como para que tu corazón bombee. Todo suma.

Sept. 14, 2019