Entrenamiento físico funcional: ¿es adecuado para ti?

El entrenamiento funcional ejercita los músculos para que las actividades cotidianas sean más fáciles y puedas hacerlas de manera segura y eficaz. Consigue más información sobre los ejercicios de entrenamiento funcional y sobre lo que pueden hacer por ti.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Lo más probable es que hacer ejercicio no sea tu cosa favorita en la vida. Para muchas personas, el ejercicio es una manera de mantener o mejorar su calidad de vida. Y ese es el enfoque de la aptitud física funcional.

Los ejercicios de entrenamiento funcional están diseñados para entrenar y desarrollar los músculos a fin de que sea más fácil y seguro realizar las actividades cotidianas, como cargar las compras o jugar un partido de baloncesto con tus hijos.

¿Qué es el entrenamiento funcional?

Los ejercicios de entrenamiento funcional entrenan los músculos para que trabajen juntos y se preparen para las tareas diarias, simulando los movimientos comunes que puedes hacer en tu casa, en el trabajo o en los deportes. Aunque se usan varios músculos de la parte superior e inferior del cuerpo al mismo tiempo, los ejercicios de entrenamiento funcional también enfatizan la estabilidad del núcleo.

Por ejemplo, una sentadilla es un ejercicio funcional porque entrena los músculos que usas cuando te levantas de una silla o te sientas en ella, o cuando levantas objetos bajos. Al entrenar tus músculos para que trabajen de la manera en que lo hacen en las tareas diarias, preparas al cuerpo para que se desempeñe bien en diversas situaciones comunes.

Los ejercicios de entrenamiento funcional se pueden hacer en casa o en el gimnasio. Por ejemplo, puedes usar bandas de resistencia o mancuernas en casa, o hacer movimientos usando el peso corporal, como flexiones de brazos, abdominales, planchas y sentadillas.

Los gimnasios pueden ofrecer clases de entrenamiento funcional. O bien pueden incorporar este tipo de entrenamiento en los programas de entrenamiento intensivo u otros tipos de clases. Pueden incluir entrenamiento funcional de alta intensidad, en el cual realizas una variedad de movimientos funcionales muy intensos. Los ejercicios pueden incluir ejercicios aeróbicos, movimientos con el peso corporal y levantamiento de pesas. Los elementos que generalmente se utilizan en los programas de entrenamiento funcional son las pelotas suizas, las pesas y pesas rusas.

¿Cuáles son los beneficios del entrenamiento físico funcional?

Los ejercicios funcionales suelen implicar el uso de muchas articulaciones y varios músculos. En lugar de solo mover los codos, por ejemplo, un ejercicio funcional puede hacer mover los codos, los hombros, la columna vertebral, las caderas, las rodillas y los tobillos. Este tipo de entrenamiento, aplicado correctamente, puede hacer que las actividades diarias sean más fáciles, ayudar a reducir el riesgo de lesiones y mejorar tu calidad de vida.

El entrenamiento con ejercicios funcionales puede ser especialmente beneficioso como parte de un programa integral para que los adultos mayores mejoren el equilibrio, la agilidad y la fuerza muscular, y para que reduzcan el riesgo de caídas.

¿Cuáles son algunos ejemplos de ejercicios de entrenamiento funcional?

Los movimientos físicos integrales que se encuentran en actividades como el tai chi y el yoga implican diversas combinaciones de entrenamiento de resistencia y flexibilidad que pueden ayudar a desarrollar un estado físico funcional.

Otros ejemplos de movimientos específicos de entrenamiento funcional en los que se utilizan múltiples articulaciones y músculos incluyen:

  • Estocadas multidireccionales
  • Remo parado
  • Sentadillas

Las estocadas multidireccionales ayudan a preparar el cuerpo para las actividades comunes, como usar la aspiradora y trabajar en el jardín. Para hacer una estocada, mantén una pierna en su lugar, y haz un paso con la otra pierna (hacia adelante, atrás o de lado) hasta que la rodilla alcance un ángulo de 90 grados y la rodilla trasera quede paralela al piso.

¿Los ejercicios del entrenamiento funcional son buenos para todos?

Si no has hecho ejercicio durante algún tiempo o si tienes problemas de salud, es una buena idea consultar con tu médico antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicio. Del mismo modo, si estás embarazada, consulta a tu médico. La actividad moderada generalmente es segura durante el embarazo si estás saludable, pero tu médico puede evaluar qué es lo mejor para ti.

También es una buena idea comenzar con ejercicios de peso corporal. A medida que te pongas más en forma y estés listo para un desafío mayor, puedes añadir más resistencia, como pesas o bandas de resistencia. Pero ten cuidado de no añadir demasiada resistencia a los ejercicios de alto impacto, ya que esto hace que las articulaciones y los tejidos blandos corran mayor riesgo si estos ejercicios no se realizan de manera óptima. Realizar movimientos en el agua es una forma de bajo impacto de lograr un ejercicio funcional.

El resultado del ejercicio funcional

A medida que añadas más ejercicios funcionales a tu entrenamiento, deberías ver mejoras en tu capacidad para realizar tus actividades diarias y en tu calidad de vida. Es una buena recompensa por tu inversión en ejercicio.

Sept. 04, 2019 See more In-depth