Estar en forma y gastar menos: maneras menos costosas de estar en forma

¿Quieres ejercitarte pero crees que no puedes afrontar el costo? Piénsalo de nuevo. Ten en cuenta las siguientes alternativas menos costosas que la membresía a un gimnasio caro.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si lo único que te impide comenzar con un programa de entrenamiento es el costo del gimnasio, tenemos buenas noticias. No es necesario que vayas a un gimnasio para hacer actividad física en serio. Existen muchas alternativas de bajo costo que pueden ayudarte a ponerte en forma sin exceder tu presupuesto. Estos consejos pueden ayudarte a comenzar.

Aprovecha las oportunidades diarias

No necesitas un gimnasio ni un equipo especial para hacer un entrenamiento aeróbico. Con un poco de previsión, las actividades que puedes dar por sentado pueden convertirse en una parte de tu rutina de ejercicios.

  • Redobla el esfuerzo. Haz una caminata a paso ligero todos los días, ya sea en tu vecindario o en un centro comercial local. Usa las escaleras en lugar del ascensor o haz que subir las escaleras sea un entrenamiento completo. Incorpora pasos adicionales siempre que puedas estacionando más lejos de tu destino.
  • Haz que las tareas domésticas sean un entrenamiento. Corta el césped, desmaleza el jardín, rastrilla las hojas o saca la nieve. Incluso las actividades en interiores, como pasar la aspiradora y fregar, cuentan como entrenamiento si aumentan la frecuencia cardíaca.
  • Juega con tus hijos. Si tienes hijos, no te sientes a verlos jugar. Jueguen a la mancha o a la pelota. Camina con ellos hasta parque. Baila. Da un paseo en bicicleta con tu familia. Ve a una piscina comunitaria. Incluso si no nadas, puedes disfrutar de un tiempo en el agua o caminar en el extremo poco profundo de la pileta. ¿Tu hijos juegan con videojuegos? De ser así, conéctate con ellos y usa una raqueta de tenis virtual o practica un poco de boxeo.

Improvisa usando artículos del hogar o tu peso corporal

Si prefieres no gastar dinero en equipos para ejercitarte, usa artículos del hogar comunes o tu peso corporal para diversos ejercicios para la parte superior e inferior del cuerpo:

  • Productos enlatados. Muchos productos enlatados pueden servir como pesas de mano.
  • Silla o taburete. Usa una silla para sostenerte mientras haces ejercicios, como flexiones de piernas. Un taburete bajo y sólido puede convertirse en un equipo de ejercicio si lo utilizas para hacer «step», un ejercicio aeróbico similar a subir escaleras.
  • Usa el cuerpo. No necesitas ir al gimnasio ni levantar pesas para mejorar tu estado muscular. Usa tu peso corporal para hacer ejercicios de entrenamiento con pesas y entrenamiento de resistencia.

Considera la posibilidad de hacer una pequeña inversión

Si puedes invertir un poco de dinero, podrás buscar productos económicos para agregar variedad a tu rutina de entrenamiento, incluso:

  • Mancuernas. Usa mancuernas para fortalecer la parte superior del cuerpo. Están disponibles en diversos pesos, y algunas se pueden ajustar para contar con una amplia variedad de niveles de resistencia.
  • Aplicaciones y DVD de ejercicios. Crea el ambiente de una clase de gimnasia aeróbica de un gimnasio en tu propia sala de estar con un DVD de ejercicios. O elige un programa o una aplicación que te ayuden a mejorar la fuerza y la flexibilidad, o que hagan un seguimiento de la distancia y el tiempo mientras haces ejercicio.
  • Balón suizo. El balón suizo, a veces denominado «pelota de estabilidad», se parece a un balón de playa de gran tamaño. Te permite hacer muchos ejercicios de la zona media, incluso abdominales. También puedes usar el balón suizo para mejorar la flexibilidad y el equilibrio.

    Las pelotas BOSU también se pueden utilizar para mejorar el equilibrio. Son similares al balón suizo, pero tienen una base plana estable.

  • Balón medicinal. Se trata de un balón con peso hecho de goma o de cuero. Los balones medicinales están disponibles en distintos tamaños. Puedes hacer muchos ejercicios con el balón medicinal, como ejercicios de la zona media y de calistenia.
  • Pesa rusa. Se trata de una pesa redonda con un mango en la parte superior. Las pesas rusas se pueden usar para hacer ejercicios de fortalecimiento y para mejorar la fuerza de agarre. Están disponibles en muchos tamaños.
  • Sogas para saltar. Saltar la soga puede ser un excelente ejercicio cardiovascular.
  • Bandas elásticas. Estas bandas elásticas ofrecen una resistencia similar a la de las pesas al tirar de ellas. Úsalas para fortalecer los músculos de los brazos y otras partes del cuerpo. Puedes elegir diversos grados de resistencia en función de tu estado físico.

sé un comprador astuto

Si estás interesado en una clase de ejercicio o en un equipo específicos, compara precios para encontrar la mejor oferta.

  • Averigua con tu departamento local de recreación. Muchos departamentos de recreación ofrecen clases de acondicionamiento físico con descuento para residentes locales. Si vives cerca de una escuela secundaria o una universidad que tenga un centro de acondicionamiento físico, pregunta si las instalaciones están disponibles para miembros de la comunidad.
  • Compra equipo usado. Algunas tiendas de artículos deportivos se especializan en equipos usados; también puedes consultar las publicaciones de máquinas de ejercicio en el periódico local. También puedes encontrar ofertas excelentes en máquinas para hacer ejercicio en Internet. Solo asegúrate de que el costo del envío no ponga el artículo por encima de tu presupuesto.
  • Comparte costos con un amigo. Intercambia con un amigo videos o DVD para hacer actividad física, para que ninguno se aburra haciendo los mismos ejercicios una y otra vez. Busca un entrenador personal que te permita compartir el costo de una sesión con uno o dos amigos.

Recuerda, ponerse en forma no necesariamente tiene que ser costoso. No dejes que te atrapen en membresías o compras que no puedes afrontar. En su lugar, concéntrate en tus metas de ejercicio; y en cómo lograrlas sin alterar tu presupuesto.

June 13, 2018 See more In-depth