Estar en forma y gastar menos: maneras menos costosas de estar en forma

¿Quieres ejercitarte pero crees que no puedes afrontar el costo? Piénsalo de nuevo. Ten en cuenta las siguientes alternativas menos costosas que la membresía a un gimnasio caro.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si lo único que te impide iniciar un programa para mejorar tu estado físico es el costo de la membresía del gimnasio, tenemos buenas noticias. No es necesario inscribirte en un gimnasio para hacer actividad física como corresponde. Puedes encontrar formas de incluir actividad aeróbica y fortalecimiento muscular en tu vida diaria, en tu casa. Hay muchas alternativas de bajo costo que pueden ayudarte a ponerte en forma sin que te salgas de tu presupuesto. Estos consejos pueden ayudarte a empezar.

Aprovecha las oportunidades que se te presentan a diario.

No necesitas un gimnasio ni equipo especial para hacer ejercicios aeróbicos. Cualquier ejercicio aeróbico, desde caminar hasta cortar el césped, puede ser beneficioso. Ponte como objetivo incluir durante el día 30 minutos, por lo menos, de actividad aeróbica moderada casi todos los días de la semana. Esto se puede realizar incluso en períodos cortos de actividad distribuidos a lo largo del día. Con algo de planificación, las actividades que tal vez des por sentadas se pueden convertir en parte de tu rutina de ejercitación para estar en forma.

  • Ponte en marcha. Realiza una caminata enérgica todos los días, en tu vecindario o en el centro comercial de tu zona o durante una pausa del trabajo. Sube por las escaleras en lugar de usar el ascensor o convierte la subida por las escaleras en un entrenamiento completo. Aprovecha para caminar algunos pasos de más cada vez que puedas, estacionando más lejos del lugar al que te diriges.
  • Transforma las tareas domésticas en una rutina de entrenamiento. Quita las malezas del jardín, barre las hojas o quita la nieve con una pala. Y las actividades en espacios cerrados, como pasar la aspiradora, barrer y fregar cuentan como ejercitación si aumentan tu frecuencia cardíaca.
  • Juega con tus hijos. Si tienes hijos, no te limites a verlos jugar. Únete a ellos para jugar a la mancha o a patear el balón. Llévalos al parque caminando. Baila. Ve con tu familia a andar en bicicleta. Ve a una pileta comunitaria. Aunque no sepas nadar, puede resultarte placentero pasar tiempo en el agua o caminar en la parte poco profunda. ¿Tus hijos juegan a los videojuegos? Si lo hacen, conéctate con ellos y juega con una raqueta de tenis virtual o boxea un poco.

Improvisa utilizando elementos que tengas en tu hogar o tu peso corporal

Intenta incluir ejercicios de fortalecimiento muscular para todos los grupos musculares principales en tu rutina de ejercicios, al menos dos días a la semana. Si prefieres no gastar dinero en equipo para ejercicio o en una membresía en un gimnasio, utiliza elementos comunes que tengas en tu hogar o tu peso corporal para diversos ejercicios de fortalecimiento muscular para la parte superior y la parte inferior del cuerpo:

  • Alimentos enlatados. Muchos alimentos enlatados pueden servir como pesas de mano.
  • Silla o taburete. Utiliza una silla como apoyo cuando estés haciendo ejercicios como, por ejemplo, flexión de piernas. Un taburete bajo y robusto se puede convertir en una ayuda para hacer ejercicio si lo utilizas para ejercicios de step, un tipo de ejercicio aeróbico similar a subir las escaleras.
  • Utiliza tu cuerpo. No necesitas ir al gimnasio y levantar pesas para mejorar el estado de tus músculos. Usa tu peso corporal para realizar ejercicios con peso y entrenamiento de resistencia. Por ejemplo, puedes realizar abdominales, flexiones, sentadillas y estocadas.

Considera la posibilidad de realizar una pequeña inversión

Si puedes gastar algo de dinero, encontrarás productos económicos para agregar variedad a tu rutina para estar en forma, como por ejemplo:

  • Pesas libres. Usa pesas de mano para fortalecer la parte superior de tu cuerpo. Se consiguen de muchos pesos y algunas son ajustables, para obtener un amplio rango de valores de resistencia.
  • DVD y aplicaciones para realizar ejercicio. Crea la atmósfera de una clase de gimnasia aeróbica como las que se dan en los gimnasios, pero en tu propia sala de estar, con un DVD o videos en línea para hacer ejercicio. O elige un programa o aplicación que te ayude a mejorar tu resistencia y tu flexibilidad, o uno que pueda registrar la distancia y el tiempo cuando te estás ejercitando.
  • Pelota suiza. Una pelota suiza, que a veces se denomina pelota para estabilidad, es como una pelota de playa grande. Con este tipo de pelota puedes hacer varios ejercicios para fortalecer el tronco, incluso abdominales. La pelota suiza también sirve para mejorar tu flexibilidad y equilibrio.

    Para mejorar el equilibrio también puedes utilizar una pelota BOSU. Estas pelotas son similares a las pelotas suizas, pero tienen una base plana y estable.

  • Pelota medicinal. Una pelota medicinal es una pelota con peso y está hecha de caucho o de cuero. La puedes conseguir en distintos tamaños. Puedes realizar muchos ejercicios con una pelota medicinal, como por ejercicios para fortalecer el tronco o calistenia.
  • Pesa rusa. Una pesa rusa es una pesa redonda con una manija en la parte superior. Se puede utilizar para ejercicios de fortalecimiento muscular y para mejorar la fuerza de agarre. Las pesas rusas se consiguen en distintos tamaños.
  • Cuerda de saltar. Saltar la cuerda puede ser una gran ejercitación cardiovascular.
  • Bandas de resistencia. Estos tubos elásticos ofrecen una resistencia similar a una pesa cuando se tira de ellos. Utiliza estos tubos para fortalecer los músculos de tus brazos y otras partes del cuerpo. Puedes elegir el grado de resistencia, según tu estado físico.

Compra con sentido común.

Si te interesa una clase de ejercicio en particular o un equipo específico, compara precios para encontrar la mejor oferta.

  • Visita el departamento de recreación local. Muchos departamentos de recreación ofrecen clases de entrenamiento con descuento para los residentes locales. Si vives cerca de una escuela secundaria o universidad con un centro de entrenamiento, pregunta si las instalaciones están disponibles para los miembros de la comunidad.
  • Compra equipos usados. Algunas tiendas de artículos deportivos se especializan en equipos usados, o puedes consultar los listados de equipos de ejercicio en el periódico local. También puedes encontrar buenas ofertas en equipos de ejercicio usados en línea. Solo asegúrate de que el costo de envío del artículo se encuentre dentro de tu presupuesto.
  • Comparte costos con un amigo. Intercambia DVD de ejercicios o ideas de videos de ejercicios por Internet con un amigo para que ninguno de los dos se aburra con el mismo entrenamiento una y otra vez. Busca a un entrenador personal que te permita compartir el costo de una sesión con uno o dos amigos.

Recuerda que ponerte en forma no tiene por qué ser algo costoso. No te dejes atrapar por membresías o compras que no puedas pagar. En lugar de eso, concéntrate en tus objetivos para estar en forma y en cómo alcanzarlos sin salirte de tu presupuesto.

Sept. 16, 2020 See more In-depth

Ver también

  1. Presentación de diapositivas: 5 opciones de ejercicios acertadas para la artritis psoriásica
  2. 6 consejos para una escapada activa que recordarás
  3. Acentúa lo positivo para hacer cambios permanentes en la salud
  4. ¿Una cita para hacer ejercicio? ¡Claro que sí!
  5. ¿Estás listo para hacer ejercicio?
  6. Dopaje sanguíneo
  7. Analizadores de grasa corporal
  8. Ejercicios de un campo de entrenamiento
  9. El papel de la alimentación y el ejercicio en la prevención de la enfermedad de Alzheimer
  10. ¿Puedo hacer ejercicio si tengo dermatitis atópica?
  11. Ejercicios que trabajan el tronco
  12. Crea un gimnasio en casa sin romper la alcancía
  13. ¿Hiciste ejercicio hoy? ¡Recompénsate!
  14. ¿No te alcanza el presupuesto para hacer ejercicio? ¡Elige lo económico!
  15. Vístete bien para caminar en el invierno
  16. ¿Eres madrugador o una criatura de la noche? Planifica tus ejercicios en consecuencia
  17. Beneficios de la actividad física
  18. El ejercicio y las enfermedades crónicas
  19. Ejercicio y enfermedad
  20. Alivio del estrés
  21. Ejercicio: cada minuto cuenta
  22. Cómo realizar ejercicios con artritis
  23. Ejercicio: consulta con el médico
  24. ¿Haces ejercicio regularmente? ¡Lleva un registro de tu progreso!
  25. Programa de entrenamiento
  26. Estar en forma: tómalo con calma
  27. Motivación para estar en forma
  28. Videos de ejercicios de balón suizo
  29. Obstáculos para estar en forma: supéralos
  30. Programa de entrenamiento
  31. Estar en forma supone mucho más que quedar exhausto
  32. Consejo para estar en forma: Haz actividad física en el hogar
  33. Consejo para estar en forma: haz actividad física en el trabajo
  34. Consejo para estar en forma: incluye a tus amigos
  35. Rutina de entrenamiento
  36. Ponerte en forma después de tener un bebé
  37. ¿Tienes que subir? Usa las escaleras
  38. Lesiones causadas por el golf
  39. Golfistas: aprendan cuándo dejarlo
  40. Golfistas: Apunten al sentido común
  41. ¿Te juntas con amigos? ¡La actividad física cuenta!
  42. ¿Odias hacer ejercicio? Prueba estos consejos
  43. Frecuencia cardíaca
  44. Calor y ejercicio
  45. Volante de inercia para hockey
  46. ¿Cuán en forma estás?
  47. ¿Cuánto ejercicio realmente necesitas?
  48. ¿La actividad física es una obligación? ¡Ya no más!
  49. Haz un entrenamiento divertido
  50. Cuándo trasladar tu rutina de ejercicios de invierno a un lugar cubierto
  51. La maratón y el calor
  52. BMI and waist circumference calculator
  53. Mayo Clinic Minute: Cómo alcanzar la frecuencia cardíaca objetivo
  54. ¿Faltaste a un entrenamiento? ¡No te rindas!
  55. ¿Necesitas un gimnasio para estar en forma?
  56. ¿Necesitas motivación para hacer ejercicio? Escríbelo
  57. ¿Necesitas motivación para hacer ejercicio? Prueba llevar un diario
  58. ¿Sin dolor no hay gloria? ¡De ninguna manera!
  59. ¿No tienes tiempo de hacer ejercicio? ¡Imposible!
  60. Prevención de las lesiones por sobrecarga
  61. Embarazo y ejercicio
  62. Ejercicios para fortalecer la zona media
  63. Guía de estiramientos
  64. Ejercicios de equilibrio
  65. Balón suizo
  66. ¿Estás comenzando con un programa de ejercicios? Tómatelo con calma
  67. Comenzar un programa de ejercicios: tómate tiempo para descansar
  68. Viajes y trabajo
  69. Fortalecimiento muscular: colección de videos tutoriales
  70. ¿Estás demasiado ocupado para hacer ejercicio? Levántate más temprano
  71. ¿Estás demasiado enfermo para hacer ejercicio?
  72. Caminar para estar en forma: cómo empezar
  73. ¿Quieres estar en forma? ¡Prueba hacer gimnasia aeróbica en tu propio patio!
  74. Ejercitarse cuando hace frío
  75. Consejo para la época invernal: presta atención a los signos de congelación
  76. ¿Estás entrenando? Recuerda beber líquidos
  77. ¿Estás desganado con el entrenamiento? ¡No lo hagas solo!