Ideas de entrenamiento para toda la familia

Hacer ejercicios en familia beneficia a todos. Mientras trabajas para alcanzar tus propios objetivos de entrenamiento, estarás dándoles el ejemplo a tus hijos de lo que significa comprometerse con la actividad física personal. Ponte creativo y busca maneras para mantenerse activos todos juntos, desde jugar juegos de persecución con tu niño pequeño hasta escalar con tu hijo adolescente.

By Danielle P. Johnson, P.T.

Si eres padre, crear el hábito de hacer ejercicio en familia será beneficioso no solo para ti sino también para tus hijos. Mientras trabajas para alcanzar tus propios objetivos de entrenamiento, estarás dándoles el ejemplo a tus hijos de lo que significa comprometerse con la actividad física personal.

¿Quieres que el ejercicio y el tiempo en familia sean una prioridad? Puedes hacer ambas cosas, solo necesitas combinarlas para maximizar tu tiempo. De hecho, combinarlas es una necesidad para muchos padres con poco tiempo. A continuación, te ofrecemos algunas ideas para incorporar la actividad física en cada etapa de la vida de tus hijos.

Niños de uno a dos años y niños en edad preescolar

Reconoce y aprovecha el hecho de que tu hijo ahora está en pleno movimiento.

  • Busca un patio de juegos en el que puedas correr con tu hijo. ¡Recuerda que tú también puedes disfrutar de las instalaciones! Si tu hijo quiere ir a las hamacas, aprovecha ese tiempo para hacer algunas sentadillas y estocadas. Si en el patio de juegos hay una trepadora, prueba realizar tracción en barra fija, flexiones de pecho en barra o flexiones de brazos.
  • Practica deportes activos, como fútbol, fútbol americano o juegos de persecución.
  • Crea tu propio juego familiar que abarque una combinación única de actividades como saltar, correr, hacer estocadas, hacer sentadillas y desplazarse gateando. Aumentarás tu frecuencia cardíaca e incorporarás algo de ejercicio de resistencia con el peso corporal.
  • Crea una búsqueda del tesoro y desafía a tu hijo a completar las tareas asignadas.

Niños en edad escolar

Explora el mundo con tu hijo. Involúcrate en las cosas que él disfruta hacer.

  • Sal a caminar o pasea al aire libre. No solo se estarán ejercitando, sino que, al no tener ningún dispositivo electrónico cerca, es probable que tu hijo disfrute de hablar contigo.
  • Invierte en bicicletas y explora nuevas rutas de tu ciudad. Ve en bicicleta o caminando a almorzar o a cenar con tu familia.
  • Baila. Solo hazlo, déjate llevar con tus hijos, diviértete y haz actividades aeróbicas. Pon música que a tus hijos les guste (o algún rock de la vieja escuela que les causará risa) y muévete.
  • Nada. Cuando vayas a la piscina con tus hijos, métete. Correr en la parte poco profunda y nadar son maneras increíbles de combinar la actividad aeróbica con la diversión en familia.
  • Participa en un deporte. Asegúrate de que sea uno que tus hijos disfruten, como el tenis, el básquetbol o el fútbol.
  • Planifica vacaciones en destinos donde sea posible hacer actividades al aire libre. Busca un lugar para vacacionar donde puedas esquiar, caminar, hacer surf o escalar.

Dondequiera que vayas, busca oportunidades para agregar más actividades físicas a tu vida familiar. Disfrutarán del tiempo compartido y crearás hábitos saludables en tus hijos para el futuro.

Experimentos

Prueba estas sugerencias para que el entrenamiento junto a toda la familia sea divertido.

  1. Siéntate con tus hijos y elabora un plan de actividades familiares.
  2. Haz un poco de ejercicio al aire libre dos veces esta semana.
  3. Prueba con una sesión familiar de yoga.
June 13, 2018 See more In-depth