6 consejos para una escapada activa que recordarás

Descubre cómo puedes ponerte en forma tanto en vacaciones como en viajes de negocios, sin sacrificar nada de la diversión.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

¿Te vas de viaje? Estar fuera de tu rutina habitual puede hacer más sencillo que caigas en la sobrealimentación y la falta de ejercicio. Pero ya sea que viajes por trabajo o por diversión, eso no tiene por qué significar saltarte los entrenamientos.

Con el enfoque correcto, el entrenamiento físico puede encajar perfectamente en tus planes de viaje. De hecho, puede incluso mejorar tu tiempo fuera de casa. Utiliza estos consejos de expertos del Programa de Vida Saludable de Mayo Clinic para hacerlo bien.

Planifica con inteligencia

Explora el entretenimiento activo. ¿Quién dice que acostarse en la playa es la única manera de relajarse? Al elegir un destino vacacional, busca un lugar donde puedas hacer senderismo, tirolina o incluso bailar música country en línea toda la noche, lo que sea que te motive.

Alójate en un área donde se pueda caminar. Cuando busques hoteles o casas de alquiler para tus vacaciones, dedica algún tiempo a explorar en línea para ver qué hay alrededor. Averigua si hay aceras, carriles para bicicletas, opciones de transporte público o servicios que disfrutarías cerca de tu alojamiento.

Un vecindario de moda que tiene atracciones a las que se puede ir caminando puede costar un poco más. Pero piensa que quizás ahorrarás dinero caminando en lugar de pagar por taxis o estacionamiento.

En el aeropuerto

Vístete para la acción. No permitas que el calzado o la ropa incómoda te tengan atado. Usar zapatos cómodos y armar una valija pequeña con ruedas (o facturar el equipaje) puede dejarte libre para deambular durante tu escala y sumar algunos pasos saludables.

Juego divertido: prueba caminar en la cinta en movimiento y "correr carrera" con la gente que va en ella.

Revisa las instalaciones para hacer ejercicio en el aeropuerto. Un número cada vez mayor de aeropuertos están creando espacio para salas de yoga en las terminales, lo que resulta perfecto para estirar las extremidades entre vuelos. Algunos incluso ofrecen golf virtual.

Si tienes mucho tiempo de espera, puede valer la pena ver opciones para un entrenamiento completo en un gimnasio. Algunos aeropuertos cuentan con gimnasios designados y algunos hoteles cercanos al aeropuerto ofrecen pases de un día por una pequeña tarifa. Busca en Internet "gimnasios del aeropuerto" para encontrar la oferta que hay.

En tu destino

Piensa más allá del gimnasio del hotel. Sí, claro que puedes hacer tus ejercicios habituales en un gimnasio normal de un hotel. Pero ten en cuenta que alquilar una bicicleta para desplazarte por la ciudad o asistir a una clase de HIIT pueden ser mejores maneras de conocer el lugar.

Aprovecha las ventajas. Al igual que los aeropuertos, algunas cadenas hoteleras ahora ofrecen comodidades centradas en el bienestar. Según dónde te alojes, puedes conseguir una máquina de ejercicios cardiovasculares en la habitación, pedir prestado equipos de gimnasia o unirte a una carrera guiada por un conserje por la ciudad.

Planifica actividades para mantenerte en movimiento. En lugar de destinar tiempo de tus vacaciones a hacer ejercicio, haz que el ejercicio forme parte de tus vacaciones. Planifica por lo menos una actividad por día que te obligue a caminar, por ejemplo. ¿Un largo paseo por la playa? ¡Sí, por favor!

¿Los negocios te mantienen ocupado? Maximiza la eficiencia. Un simple juego de bandas de resistencia ocupa muy poco espacio en la maleta. Combínalo con una aplicación (busca "7 minutos de entrenamiento") para encontrar ejercicios sencillos que puedas hacer en tu habitación del hotel.

Si tu día está repleto de reuniones, busca la manera de mantenerte en movimiento. Párate en la parte de atrás de la sala, donde puedas caminar mientras escuchas. Sube por las escaleras en lugar de usar el ascensor. Cuando salgas a almorzar, camina un poco. Todo suma; tanto en casa como fuera de ella.

March 16, 2019 See more In-depth