Muerte infantil: El duelo y el camino hacia el recuerdo

El duelo puede nublar gran parte de las cosas buenas que quedan en la vida, especialmente cuando muere un bebé. Considera formas para encontrar consuelo mientras trabajas en aceptar la muerte y seguir adelante.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La muerte infantil es una de las más devastadoras experiencias que cualquier padre puede enfrentar. A pesar de que nada puede desaparecer el dolor ni llenar el lugar del bebé en tu corazón, puede ayudar recconocer tu dolor y compartir los sentimientos con otras personas que han tenido pérdidas similares.

Nadie quiere hablar sobre la muerte de mi bebé. ¿Cómo puedo sentirme segura del reconocimiento de mi pérdida?

Es importante encontrar el apoyo social para tu pena. El reconocimiento de la muerte de tu bebé — así como la pérdida de tus sueños y esperanzas para el futuro de tu bebé — es una parte importante para el proceso de duelo. A menudo es reconfortante y terapéutico relacionarse con otros padres que han experimentado la muerte de hijo. Esto puede llevarse a cabo por medio de grupos de apoyo o sitios web dedicados al proceso de duelo de la pérdida de un bebé.

Considera el asesoramiento profesional en cualquier momento, en especial si no te sientes apoyado en tu pena o no percibes alguna mejoría en seis meses.

¿Cómo puedo ayudar a mis amigos y seres queridos a entender lo que siento?

El duelo es física y emocionalmente agotador. Es posible que tus amigos y seres queridos no entiendan la intensidad de tu pena o tu necesidad de un apoyo incondicional. Enfócate en pasar tiempo con amigos o seres queridos que te ofrezcan el tipo de comprensión y ánimo que necesitas.

Para ayudar a otros a entender lo que estás experimentando, quizá quieras compartir material sobre la muerte del bebé por parte de tu médico, grupo de apoyo o sitios web útiles. Sin embargo, evita caer en discusiones. Si te enfrentas con alguien que no apoya tu duelo, es probable que debas explicarle que la situación es muy difícil de discutir con él o ella.

Si terminaste un embarazo deseado, continuaste un embarazo a pesar de saber que el bebé no sobreviviría o suspendiste el soporte vital para tu bebé gravemente enfermo, es probable que lleves una carga emocional aún más pesada. Si los demás juzgan tu decisión, es probable que te sientas aislado e incluso más desolado. El apoyo de un grupo de comprensión del duelo o de un consejero profesional puede ser muy valioso.

Siento que estoy en una montaña rusa emocional ¿Esto es normal?

La muerte de un bebé es traumática. Puede que estés afrontando enojo o culpa — o tal vez estés atormentado por preguntas que simplemente no tienen respuesta. Todas estas emociones son normales. Cómo manejas tus emociones depende de ti. Recuerda, todos afrontamos la pena de maneras diferentes.

Algunos padres encuentran consuelo al hacer un homenaje para su bebé. Podrías realizar un servicio funerario o un homenaje, reunir las fotos más preciadas de tu bebé, crear moldes de yeso con las huellas de los pies o de las manos o conservar la cobija del bebé o el juguete favorito.

A medida que aceptas tus sentimientos, mantén tu salud física. Sigue una dieta saludable, incluye actividad física en tu rutina diaria y pasa tiempo con amigos y seres queridos que te apoyen.

Jan. 30, 2015 See more In-depth