Muerte del bebé: el duelo y el camino hacia el recuerdo

El dolor puede nublar gran parte de las cosas buenas que quedan en la vida, especialmente cuando muere un bebé. Considera formas de encontrar consuelo mientras intentas aceptar la muerte y seguir adelante.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La muerte de un bebé es una de las experiencias más devastadoras que cualquier padre pueda enfrentar. Si bien nada puede quitar el dolor ni llenar el espacio que el bebé ocupaba en tu corazón, reconocer el sufrimiento y compartir los sentimientos con otras personas que sufrieron pérdidas similares puede ayudarte.

Nadie quiere hablar sobre la muerte de mi bebé. ¿Cómo puedo sentirme seguro al aceptar mi pérdida?

Es importante buscar apoyo social para afrontar el dolor. Aceptar la muerte de tu bebé, como la pérdida de las esperanzas y los sueños para el futuro del bebé, es una parte importante del proceso de duelo. En muchos casos, conectar con otros padres que han sufrido la muerte de un bebé es reconfortante y terapéutico. Puedes hacerlo a través de grupos de apoyo o sitios web dedicados a los duelos por perder un bebé.

Considera buscar asesoramiento profesional en cualquier momento, sobre todo si no te sientes apoyado en tu dolor o si no notas alguna mejora después de seis meses.

¿Cómo puedo ayudar a mis amigos y seres queridos a entender lo que siento?

Estar de luto es física y emocionalmente agotador. Es posible que tus amigos y seres queridos no entiendan la intensidad del dolor o tu necesidad de apoyo incondicional. Concéntrate en pasar tiempo con amigos o seres queridos que te ofrezcan el tipo de comprensión y aliento que necesitas.

Para ayudar a los demás a comprender lo que estás experimentando, quizá sea conveniente que compartas material sobre la muerte de un bebé que te dio el médico, tu grupo de apoyo o que obtuviste de sitios web útiles. Sin embargo, evita participar en discusiones. Si estás frente a alguien que no apoya tu dolor, podrías explicarle que la situación es demasiado difícil como para discutirla con él.

Si perdiste un embarazo muy deseado, llevaste un embarazo a término sabiendo que el bebé no iba a sobrevivir o suspendiste el mantenimiento artificial de vida de tu bebé que estaba muy enfermo, es posible que te enfrentes a una carga emocional aún más pesada. Si otros juzgan tu decisión, es posible que te sientas sola e incluso más afligida. El apoyo de un grupo de duelo o de un consejero profesional que te comprenda puede ser invaluable.

Siento que estoy en una montaña rusa de emociones. ¿Es normal?

La muerte de un bebé es traumática. Es posible que te sientas agobiado por los sentimientos de ira o culpa, o quizá te atormenten preguntas que simplemente no tienen respuesta. Todos estos sentimientos son normales. Tú decides de qué manera los manejas. Recuerda, cada persona afronta el duelo de manera diferente.

Algunos padres encuentran consuelo rindiendo un homenaje a su bebé. Puedes organizar un funeral, reunir fotografías atesoradas de tu bebé, crear moldes en yeso de las huellas de las manos o los pies de tu bebé o guardar una manta o el juguete favorito del bebé.

En el proceso de aceptar tus sentimientos, mantén tu salud física. Aliméntate de manera saludable, incluye actividad física en tu rutina diaria, y pasa tiempo con amigos y seres queridos que te brinden apoyo.

Cuando murió mi bebé, también se desvanecieron mis sueños para el futuro. ¿Cómo puedo seguir adelante?

Es posible que te sea difícil encontrar esperanza y entusiasmo en cualquier parte de tu vida después de la muerte de tu bebé, pero aprender a seguir viviendo es parte del proceso de duelo.

Para ayudarte en esta adaptación, puedes buscar apoyo en otros padres que han logrado encontrar consuelo en la vida. Cuando estés listo, participar en las actividades familiares y ocasiones especiales puede recordarte que tienes gente que te quiere y te apoya.

Mi pareja y yo no parecemos sobrellevar el duelo de la misma manera. ¿Cómo podemos reconfortarnos el uno al otro?

Atravesar un duelo puede tener un efecto muy negativo en los matrimonios y otros vínculos cercanos. Aceptar la respuesta de tu pareja al duelo puede ser uno de los aspectos más difíciles de sobrellevar el sufrimiento como pareja. Puede ser difícil aceptar los mecanismos de afrontamiento que utiliza tu pareja si no coinciden con tu idea de lo que significa un duelo.

Por ejemplo, tal vez te sirva hablar todos los días sobre el bebé para sentirte más cerca de él, pero tu pareja afronta la situación mirando hacia el futuro. Si no reconoces estas diferencias, podrías preguntarte si tu pareja te apoya o incluso si le importa la muerte del bebé. A pesar de todo, las diferencias no tienen por qué separarlos. Para fortalecer el vínculo, traten de encontrar un punto de encuentro.

Podrían acordar hablar poco del tema y alentar al miembro de la pareja que necesita hablar a que se apoye en amigos o grupos de apoyo para complementar su necesidad de conversación. Para respetar la necesidad del otro miembro de la pareja de mirar hacia el futuro, pueden programar una salida social una vez por semana, en la que acuerden enfocarse en los aspectos agradables de la vida juntos.

¿Cómo se supera el dolor por la muerte de un bebé?

Con el paso del tiempo, el dolor comenzará a atenuarse. Poco a poco, encontrarás que te resulta más fácil ocuparte de otros aspectos de tu vida. El primer aniversario de la muerte de tu bebé y otros recordatorios emotivos serán difíciles, pero, con el tiempo, será más fácil sobrellevarlos.

Si sientes que no puedes superar el dolor, especialmente si te aíslas o tienes dificultad para ocuparte de las actividades cotidianas, busca la ayuda de un grupo de apoyo, un terapeuta de duelo u otro proveedor de atención de la salud mental.

La tristeza que rodea la muerte de tu bebé podría ser permanente. No obstante, con el tiempo, es probable que esa pena desgarradora se convierta en una nueva forma de recordarlo con amor.

June 13, 2018 See more In-depth