Muerte infantil: El duelo y el camino hacia el recuerdo

Cuando muere un bebé, el dolor puede nublar gran parte de las cosas buenas que quedan en la vida. Considera formas de encontrar consuelo mientras intentas aceptar la muerte y seguir adelante.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La muerte de un bebé es una de las experiencias más devastadoras que cualquier padre pueda enfrentar. Si bien nada puede quitar el dolor ni llenar el espacio que el bebé ocupaba en tu corazón, reconocer el sufrimiento y compartir los sentimientos con otras personas que sufrieron pérdidas similares puede ayudarte.

Nadie quiere hablar sobre la muerte de mi bebé. ¿Cómo puedo sentirme segura del reconocimiento de mi pérdida?

Es fundamental encontrar apoyo social para tu duelo. Reconocer la muerte de tu bebé, como también las expectativas y los sueños perdidos para el futuro de tu bebé, es una parte importante del proceso de duelo. Puede ser reconfortante y terapéutico conectarse con otros padres que pasaron por la muerte de su bebé. Busca grupos de apoyo o sitios web dedicados al duelo de la pérdida de un bebé.

Considera buscar asesoramiento profesional en algún momento, en especial si no sientes apoyo emocional en tu duelo o si no notas mejoras en el plazo de seis meses.

¿Cómo puedo ayudar a mis amigos y seres queridos a entender lo que siento?

El duelo es física y emocionalmente agotador. Los amigos y los seres queridos pueden no entender la intensidad de tu duelo o la necesidad de un apoyo incondicional. Pasa el tiempo con amigos o seres queridos que ofrecen el tipo de comprensión y apoyo que necesitas.

Para que otros entiendan lo que estás atravesando, podrías compartir material sobre la muerte infantil proporcionado por tu médico, tu grupo de apoyo o sitios web útiles. Evita meterte en discusiones al respecto. Si te enfrentas a alguien que no apoya tu duelo, le puedes explicar que la situación es muy difícil para hablarla con él o ella.

Si perdiste un embarazo muy deseado, llevaste un embarazo a término sabiendo que el bebé no iba a sobrevivir o si interrumpiste el soporte vital de tu bebé en estado crítico, es posible que sientas una carga emocional aún más pesada. Si otras personas juzgan tus decisiones, es posible que te sientas aislada o aún más desamparada. El apoyo de un grupo de duelo comprensivo o un consejero profesional puede ser de gran valor.

Siento que estoy en una montaña rusa de emociones. ¿Es normal?

La muerte de un bebé es traumática. Es posible que te sientas agobiado por los sentimientos de ira o culpa, o quizá te atormenten preguntas que simplemente no tienen respuesta. Todos estos sentimientos son normales. Tú decides de qué manera los manejas. Recuerda, cada persona afronta el duelo de manera diferente.

Algunos padres encuentran consuelo rindiendo un homenaje a su bebé. Puedes organizar un funeral, reunir fotografías atesoradas de tu bebé, crear moldes en yeso de las huellas de las manos o los pies de tu bebé o guardar una manta o el juguete favorito del bebé.

En el proceso de aceptar tus sentimientos, mantén tu salud física. Aliméntate de manera saludable, incluye actividad física en tu rutina diaria, y pasa tiempo con amigos y seres queridos que te brinden apoyo.

Cuando murió mi bebé, también se desvanecieron mis sueños para el futuro. ¿Cómo puedo seguir adelante?

Es posible que te sea difícil encontrar esperanza y entusiasmo en cualquier parte de tu vida después de la muerte de tu bebé, pero aprender a seguir viviendo es parte del proceso de duelo.

Para ayudarte en esta adaptación, puedes buscar apoyo en otros padres que han logrado encontrar consuelo en la vida. Cuando estés listo, participar en las actividades familiares y ocasiones especiales puede recordarte que tienes gente que te quiere y te apoya.

Mi pareja y yo no parecemos sobrellevar el duelo de la misma manera. ¿Cómo podemos reconfortarnos el uno al otro?

Atravesar un duelo puede tener un efecto muy negativo en los matrimonios y otros vínculos cercanos. Aceptar la respuesta de tu pareja al duelo puede ser uno de los aspectos más difíciles de sobrellevar el sufrimiento como pareja. Puede ser difícil aceptar los mecanismos de afrontamiento que utiliza tu pareja si no coinciden con tu idea de lo que significa un duelo.

Por ejemplo, tal vez te sirva hablar todos los días sobre el bebé para sentirte más cerca de él, pero tu pareja afronta la situación mirando hacia el futuro. Si no reconoces estas diferencias, podrías preguntarte si tu pareja te apoya o incluso si le importa la muerte del bebé. A pesar de todo, las diferencias no tienen por qué separarlos. Para fortalecer el vínculo, traten de encontrar un punto de encuentro.

Podrían acordar hablar poco del tema y alentar al miembro de la pareja que necesita hablar a que se apoye en amigos o grupos de apoyo para complementar su necesidad de conversación. Para respetar la necesidad del otro miembro de la pareja de mirar hacia el futuro, pueden programar una salida social una vez por semana, en la que acuerden enfocarse en los aspectos agradables de la vida juntos.

¿Cómo el dolor por la muerte de un bebé nunca alcanza una resolución?

Conforme transcurre el tiempo, tu tristeza comenzará a desaparecer. Eventualmente, te será más sencillo participar en otros aspectos de la vida. El primer aniversario del fallecimiento de tu bebé y otros recordatorios penosos serán difíciles, pero estos tipos de recordatorios se volverán más fáciles con el tiempo.

Es importante hacer frente al aislamiento que puede suceder cuando experimentas una pérdida y un trauma. La soledad y la sensación de que de algún modo esto solo te ha sucedido a ti pueden posponer el desarrollo saludable del duelo o el trauma, lo que puede provocar un duelo o un estrés prolongados. Años más tarde, pueden resurgir aspectos del duelo y del estrés si te expones a un desencadenante emocional relacionado con tu pérdida.

Se puede encontrar una vía de ayuda en la biblioterapia, es decir, leer o escuchar textos, novelas, relatos cortos o poesía. La poesía, y en particular la poesía hablada, pueden ser útiles psicológica y biológicamente para hacer frente al duelo. Por ejemplo, leer o escuchar una poesía con la que te identifiques, incluso si se escribió hace muchos años, puede ayudarte a sentir menos soledad, menos aislamiento y mayor conexión con otras personas que pudieron haber tenido la misma experiencia. También es un modo eficaz de que personas que sean importantes para ti comprendan tu experiencia.

La tristeza que rodea el fallecimiento del bebé puede ser permanente. No obstante, con el tiempo, este dolor que te oprime el corazón probablemente se transforme en una nueva situación de recuerdo amoroso.

Nov. 20, 2018 See more In-depth