Culpa: lidiar con los recordatorios tras una pérdida

El dolor no se acaba mágicamente en un momento determinado después de la muerte de un ser querido. Los recordatorios traen consigo el dolor de la pérdida. Te explicamos cómo superarlo...

Escrito por personal de Mayo Clinic

Cuando muere un ser querido, el dolor puede por la pérdida puede seguirte incesantemente; en ocasiones, incluso años más tarde. Los sentimientos de angustia pueden volver el día del aniversario de la muerte de tu ser querido o en la fecha de otros días especiales a lo largo del año.

Estos sentimientos, en ocasiones llamados reacción al aniversario, no son necesariamente un revés en el duelo. Son el reflejo de que la vida de tu ser querido fue importante para ti.

Para seguir adelante en el camino a la superación, debes saber qué puedes esperar y cómo lidiar con los recordatorios de tu pérdida.

Los recuerdos pueden estar en cualquier parte

Ciertos recordatorios de tu ser querido pueden ser inevitable, especialmente en vacaciones, cumpleaños, aniversarios y otras fechas especiales tras su muerte.

Los recordatorios, no obstante, no sólo están ligados al calendario. Pueden estar vinculados con lugares, sonidos o con olores y pueden agarrarte por sorpresa. De repente puedes verte inundado por emociones al manejar cerca del restaurante que amaba tu compañero o al oír la canción preferida de tu hijo. Incluso las celebraciones en homenaje a otros pueden desencadenar el dolor de tu propia pérdida.

Qué esperar cuando el dolor regresa

Las acciones ante los aniversarios pueden durar por días o, en casos más extremos, por mucho más tiempo. Durante las reacciones ante los aniversarios puedes experimentar:

  • Tristeza
  • Soledad
  • Rabia
  • Ansiedad
  • Problemas para dormir
  • Fatiga
  • Dolor

Las reacciones ante los aniversarios también pueden evocar recuerdos poderosos de los sentimientos y acontecimientos entorno a la muerte de tu ser querido. Por ejemplo, puedes recordar con mucho detalle dónde estabas y qué estabas haciendo cuando murió.

Consejos para lidiar con el dolor despertado

Incluso años después de la pérdida, puedes continuar sintiendo tristeza cuando te enfrentes a recordatorios de la muerte de tu ser querido. A medida que continúes con la superación, toma medidas para lidiar con los recordatorios de tu pérdida. Por ejemplo:

  • Prepárate. Las reacciones ante los aniversarios son normales. Saber que probablemente las experimentes puede ayudarte a entenderlas e incluso a convertirlas en oportunidades para superarlo.
  • Planifica una distracción. Agenda una reunión o una visita con amigos o seres queridos cuando puedas sentirte solo o sientas que puedes recordar la muerte de tu ser querido.
  • Rememora tu relación. Céntrate en las buenas cosas de tu relación con la persona querida y el tiempo que viviste juntos antes que en la pérdida. Escríbele una carta o una nota sobre los recuerdos buenos. Puedes añadir cosas a esta nota en cualquier momento.
  • Inicia una nueva tradición. Haz una donación a una organización caritativa en nombre de tu ser querido en cumpleaños, vacaciones o planta un árbol en su honor.
  • Conéctate con los demás. Acerca a tus amigos y a tus seres queridos hacia ti, incluyendo a aquellas personas que fueron especiales para tu ser querido. Encuentra a alguien que te anime a hablar de su pérdida. Mantente conectado con tus sistemas de apoyo frecuentes, como líderes espirituales y grupos sociales. Considera la opción de unirte a un grupo de apoyo de gente que sufrió pérdidas.
  • Permítete sentir las emociones. Es normal estar triste y tener la sensación de pérdida, pero también permítete experimentar alegría y felicidad. Al celebrar ocasiones espaciales, puedes encontrarte riendo y llorando a la vez.

Cuando el dolor es excesivamente intenso

No existe momento límite para el dolor, y las reacciones ante aniversarios pueden afectarte. Aun así, la intensidad del dolor tiende a disminuir con el tiempo.

Si tu dolor empeora con el tiempo en lugar de mejorar o interfiere con tu habilidad para funcionar en tu vida diaria, consulta a un terapeuta del comportamiento o a un profesional de la salud mental. La pena no resuelta o complicada puede conducir a la depresión y a otros problemas de salud mental. Con ayuda profesional, sin embargo, puedes restablecer la sensación de control y dirección en tu vida y volver a encaminarte hacia la superación.

Sept. 24, 2015 See more In-depth