Eliminación de analgésicos sin usar

No guardes los analgésicos sobrantes. Los opioides pueden ser mortales para los niños pequeños. La eliminación adecuada es fundamental; puedes arrojarlos por el inodoro.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si alguna vez te has sometido a una cirugía, es muy probable que tengas un frasco parcialmente usado de analgésicos recetados para el dolor en uno de los gabinetes del baño.

Los analgésicos conocidos como «opioides» suelen recetarse para un episodio repentino de dolor agudo que experimentas después de una cirugía o de una lesión traumática, como una fractura de huesos.

Muchas personas a quienes se les recetaron opioides se aferran a cualquier sobrante, solo por si llegaran a necesitarlos en el futuro. Sin embargo, esta práctica puede tener consecuencias mortales si los niños o las mascotas consumen estas drogas por accidente.

Es por ese motivo que los funcionarios de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. recomiendan deshacerse de los opioides sobrantes tan rápido como sea posible. Existen muchos métodos para deshacerse de ellos, como arrojarlos por el inodoro en caso de que no haya otras opciones disponibles.

Programas de recuperación de medicamentos

La Administración para el Control de Drogas de los EE. UU. patrocina programas de recuperación de medicamentos recetados. Los recolectores autorizados pueden comprender autoridades de cumplimiento de la ley, hospitales y farmacias locales. Algunas de las opciones de recuperación son las siguientes:

  • Eventos de recuperación. Muchas comunidades designan un día específico para que las personas lleven sus medicamentos con receta sin usar a un punto de recolección central.
  • Eliminación por correo. Algunas farmacias ofrecen sobres de retorno para desechar medicamentos recetados.
  • Contenedores para recolección. En muchas comunidades hay contenedores para recolección seguros. Llama a las autoridades locales de cumplimiento de la ley para saber si hay alguno en tu comunidad.

Algunos tipos de medicamentos con receta pueden desecharse en la basura del hogar. A menudo se recomienda mezclar los medicamentos con los granos de café usados o con la arena para gatos. Pero la Administración de Alimentos y Medicamentos indica que los opioides son demasiado peligrosos para eliminarlos en la basura del hogar porque, a veces, incluso una sola dosis en la persona incorrecta podría ser mortal.

Uso ilegal de opioides

Además del riesgo de que los niños o las mascotas que los ingieran accidentalmente sufran daños, los analgésicos que contienen opioides se pueden robar y usar para drogarse. Los opioides recetados sobrantes de amigos y familiares fácilmente pueden usarse de manera ilegal.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, casi la mitad de las sobredosis de opioides en los Estados Unidos involucran opioides recetados. En 2015, más de 15.000 personas murieron a causa de sobredosis relacionadas con opioides recetados.

Los medicamentos más frecuentes involucrados en las muertes por sobredosis de opioides recetados son metadona, oxicodona (OxyContin, Percocet, otros) e hidrocodona (Vicodin, Norco, otros).

Arrojar por el inodoro es una opción de eliminación

Si no hay un programa de recuperación a disposición y si el fármaco figura en la lista de medicamentos aptos para arrojar por el inodoro de la Administración de Alimentos y Medicamentos, entonces no dudes desecharlo ya sea por el inodoro o por el lavabo. También debes considerar esta opción cuando el medicamento no se puede guardar de manera segura hasta el momento de su eliminación por medio de un programa de recuperación o cuando se corren riesgos mientras se espera para desecharlo.

La lista de medicamentos aptos para arrojar por el inodoro de la Administración de Alimentos y Medicamentos comprende aquellos que contienen:

  • Buprenorfina
  • Fentanilo
  • Hidrocodona
  • Hidromorfona
  • Meperidina
  • Metadona
  • Morfina
  • Oxicodona
  • Oximorfona
  • Oxibato de sodio
  • Tapentadol

La mayoría de estos medicamentos vienen en forma de parches que se adhieren a la piel. Los parches de fentanilo usados pueden ser mortales para los niños pequeños, por lo que debes arrojarlos por el inodoro ni bien te los retires de la piel. Pega los lados adhesivos uno con otro antes de desecharlos.

¿Arrojar fármacos por el inodoro podría dañar el ambiente?

Se han encontrado rastros de medicamentos recetados, entre ellos opioides, en arroyos y en lagos. Sin embargo, los funcionarios de la Administración de Alimentos y Medicamentos afirman que la mayoría de estos rastros provienen de la orina y de las heces de las personas que toman estos medicamentos.

Comparado con el riesgo conocido del daño que los opioides no usados representan a través del uso accidental o ilegal, se considera que el posible daño al ambiente causado por arrojar los opioides por el inodoro es insignificante.

June 13, 2018 See more In-depth