Si tomas suplementos herbarios, incluye una dosis de seguridad en tu rutina: 1. No superes las dosis recomendadas. 2. Cuéntale a tu médico lo que estás tomando. Algunas plantas medicinales pueden afectar el efecto de otros medicamentos o tener efectos nocivos. 3. Evita consumir plantas medicinales si estás embarazada o amamantando, a menos que el médico lo apruebe. 4. Ten cuidado con los productos herbarios fabricados en países extranjeros.

June 13, 2018