Te duele la cabeza, tienes congestión nasal y dolor de garganta y estás agotado. Probablemente estés por contraer un resfriado o la gripe. Sin embargo, si crees que te sentirás mejor si tomas antibióticos, reconsidéralo. Los antibióticos no son eficaces para las enfermedades virales, como el resfriado, la gripe y la mayoría de los dolores de garganta. Además, su consumo excesivo o inadecuado puede ser perjudicial, ya que provoca resistencia a los antibióticos.

Nov. 20, 2018