Qué se considera una terapia alternativa es un concepto cambiante. Aprende los términos fundamentales e infórmate.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La medicina complementaria nunca había sido tan popular. Casi el 30 por ciento de los adultos informan que usan medicina complementaria y alternativa. Los médicos también están aceptando las terapias de medicina complementaria y alternativa, y, a menudo, las combinan con terapias médicas convencionales; así se genera el término «medicina integral».

El concepto exacto de lo que es la medicina complementaria cambia de manera continua a medida que los tratamientos se someten a pruebas y se vuelven más conocidos. Para dar sentido a la gran cantidad de terapias disponibles, resulta útil analizar cómo las clasifica el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral:

  • Productos naturales
  • Prácticas del cuerpo y la mente
  • Otros enfoques de salud complementarios

Algunos ejemplos son los suplementos dietéticos y los remedios herbarios. Estos tratamientos usan ingredientes que se encuentran en la naturaleza. Algunos ejemplos de plantas medicinales son el ginseng, el ginkgo y la equinácea; algunos ejemplos de suplementos dietéticos son el selenio, el sulfato de glucosamina y la S-adenosil-L-metionina (SAMe). Las plantas medicinales y los suplementos pueden tomarse como tés, aceites, jarabes, polvos, tabletas o cápsulas.

Las técnicas de cuerpo y mente fortalecen la comunicación entre tu cuerpo y tu mente. Los profesionales de medicina complementaria y alternativa dicen que estos dos sistemas deben estar en armonía para que te mantengas saludable. Entre los ejemplos de técnicas de conexión entre la mente y el cuerpo se incluyen la meditación, la oración, la relajación y las terapias artísticas.

Las prácticas manipulativas y corporales se sirven del contacto humano para mover o manipular una parte específica de tu cuerpo. Dichas prácticas incluyen la manipulación quiropráctica y osteopática y los masajes.

Algunos profesionales de medicina complementaria y alternativa creen que una fuerza energética invisible fluye a través del cuerpo, y cuando este flujo de energía se bloquea o desequilibra, uno puede enfermarse. Las diferentes tradiciones llaman a esta energía de diferentes maneras, como chi, prana y fuerza vital. El objetivo de estas terapias es desbloquear o reequilibrar la fuerza energética. Las terapias energéticas incluyen el qigong, el toque curativo y el reiki.

Existen otros enfoques de salud complementarios que se centran en un sistema, en lugar de una única práctica o remedio, como el masaje. Estos sistemas se basan en una filosofía, como el poder de la naturaleza o la presencia de energía en el cuerpo. Algunos ejemplos de estos enfoques son los siguientes:

  • Sistemas de curación ancestrales. Estos sistemas de curación surgieron mucho antes que la medicina occidental convencional y comprenden el ayurveda de la India, y la medicina tradicional china.
  • Homeopatía. Este enfoque utiliza dosis muy pequeñas de medicamentos que causan los síntomas para estimular la autosanación del cuerpo.
  • Naturopatía. Este enfoque se basa en el uso de tratamientos no invasivos para ayudar al cuerpo a sanarse solo y emplea una variedad de prácticas, como el masaje, la acupuntura, remedios a base de hierbas, el ejercicio y el asesoramiento sobre el estilo de vida.

Muchos médicos convencionales que ejercen en la actualidad no recibieron capacitación en tratamientos de medicina complementaria y alternativa o medicina integral, por lo que es posible que no se sientan cómodos para hacer recomendaciones ni para abordar cuestiones en esta área.

Además, los médicos tienen buenos motivos para ser cautos cuando se trata de algunos tratamientos de medicina complementaria y alternativa. La medicina convencional valora las terapias comprobadas mediante la investigación, cuya seguridad y eficacia están demostradas. Si bien existe evidencia científica para tratamientos de la medicina complementaria y alternativa, muchos consideran que hay cuestiones clave que aún deben resolverse.

Asimismo, algunos profesionales de la medicina complementaria y alternativa hacen afirmaciones exageradas sobre la cura de enfermedades, y algunos piden a sus pacientes que abandonen el tratamiento convencional. Por estos motivos, muchos médicos son cautos en cuanto a la recomendación de estos tratamientos.

Uno de los motivos por los cuales no hay suficientes investigaciones sobre los tratamientos alternativos es que los estudios médicos a gran escala cuidadosamente controlados son costosos. Las empresas que elaboran y venden los medicamentos suelen financiar los ensayos sobre tratamientos convencionales. Hay menos recursos disponibles para apoyar los ensayos de tratamientos de medicina complementaria y alternativa. Por eso se creó el National Center for Complementary and Integrative Health (Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral, NCCIH), para promover la investigación de la medicina complementaria y alternativa, y poner los hallazgos a disposición del público.

Trabajar junto a tu médico convencional te ayudará a tomar decisiones bien fundadas sobre los tratamientos de medicina complementaria y alternativa (MCA). Si bien tu médico no puede recomendar un profesional de la salud en particular, te puede ayudar a comprender los posibles riesgos y beneficios antes de que pruebes un tratamiento.

La participación de tu médico es especialmente importante si estás embarazada, tienes problemas médicos o tomas medicamentos de venta con. receta No interrumpas ni cambies tu tratamiento convencional, como la dosis de tus medicamentos de venta con receta, sin hablar primero con tu médico. Por último, asegúrate de que tu médico esté informado acerca de los tratamientos alternativos que estás usando, incluidos los suplementos herbarios y dietéticos.

Nov. 20, 2018