Nuestra casa se inundó durante el mal tiempo. ¿Qué deberíamos hacer con los alimentos y los medicamentos que se mojaron?

Respuesta de James M. Steckelberg, M.D.

Después de una inundación, ten precaución con la manipulación de alimentos y medicamentos que estuvieron expuestos al agua de la inundación o al agua municipal insegura. Es posible que se hayan contaminado con toxinas o gérmenes que pueden provocar enfermedades. A continuación, encontrarás información que puede ayudarte a saber qué usar de manera segura.

¿Siguen siendo seguros tus medicamentos?

Todos los medicamentos —píldoras, líquidos, medicamentos para inyección, inhaladores o medicamentos para la piel— que hayan estado en contacto con agua de inundación o contaminada deben desecharse. La excepción a esta regla son los medicamentos que pueden salvarte la vida y no pueden reemplazarse fácilmente.

En estos casos, si el recipiente está contaminado pero el contenido parece no estar afectado —por ejemplo, las píldoras están secas—, las píldoras pueden utilizarse hasta que se obtenga un reemplazo. Sin embargo, si una píldora está mojada o parece decolorada por el contacto con el agua, debes considerarla contaminada y desecharla.

Si se cortó la luz durante mucho tiempo y guardas en el refrigerador algún medicamento para mantenerte con vida, como insulina, sigue consumiendo el medicamento hasta que consigas uno nuevo. Sin embargo, ten en cuenta que el medicamento podría no tener su eficacia normal cuando llega a temperatura ambiente.

Comunícate con el médico o farmacéutico lo antes posible después de la inundación para obtener reemplazos de tus medicamentos.

Limpieza de la cocina después de una inundación

No ingieras ningún alimento que pueda haber estado en contacto con el agua de la inundación. Esto comprende alimentos envasados en recipientes de plástico, papel y cartón que hayan sido dañados por el agua.

Los alimentos preparados comercialmente en latas completamente hechas de metal o en los envases que se utilizan para el almacenamiento hermético a largo plazo sin refrigeración (bolsas flexibles) que no presenten daños pueden guardarse. Sin embargo, deberás eliminar las etiquetas, lavar y enjuagar bien la parte externa de los envases y, luego, desinfectarlos con una solución desinfectante de 1 cucharada de lejía en 1 galón (3,8 litros) de agua potable segura. Asegúrate de etiquetar el recipiente con el nombre del alimento y la fecha de vencimiento cuando hayas terminado.

Descarta los envases de alimentos y bebidas con tapa a rosca, tapa a presión, tapa corona (botellas de gaseosa), capuchón a rosca o tapa abatible y los alimentos enlatados en forma casera si han estado en contacto con el agua de la inundación. Estos recipientes no pueden desinfectarse. Si tienes dudas, deséchalo.

Además, los utensilios, los platos y las tablas de cortar hechos de madera o de plástico no pueden desinfectarse correctamente. Deben desecharse si entraron en contacto con el agua de la inundación.

También ten en cuenta que, si se cortó la luz en tu casa, los alimentos y los medicamentos que se guardan en el refrigerador podrían haberse echado a perder. Como regla general, un refrigerador sin abrir mantiene el frío durante alrededor de cuatro horas. La comida en un congelador lleno que permanece cerrado durará unas 48 horas. Si el congelador está lleno por la mitad, la comida durará unas 24 horas si este permanece cerrado.

Si el corte duró más que eso o si no estás seguro de cuánto tiempo estuviste sin electricidad, desecha todo lo que hayas guardado en el refrigerador.

June 13, 2018 See more Expert Answers