Refrigerios saludables para niños: 10 consejos adaptados para los niños

Los refrigerios saludables para niños no tienen por qué ser aburridos. Considera los siguientes 10 consejos para refrigerios rápidos y saludables.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Comer refrigerios es un pasatiempo importante para la mayoría de los niños — y eso no es necesariamente malo. Los refrigerios saludables pueden ayudar a tu hijo a saciar el hambre a lo largo del día, al tiempo que le proporcionan energía y nutrientes importantes. Descubre cómo preparar refrigerios saludables para niños.

1. Mantén la comida chatarra fuera de la casa

Tu hijo no te pedirá galletas, dulces o papas fritas si no las tienes a la mano. Dale un buen ejemplo al elegir refrigerios saludables para tí.

2. Prefiere los granos

Los alimentos de grano entero — como pretzels o tortillas de grano entero y cereales de grano entero altos en fibra — proporcionan energía y lo hacen sentir satisfecho por más tiempo.

3. Mezcla y combina

Sirve zanahorias pequeñas u otro tipo de verdura cruda con aderezo ranch sin grasa o hummus. Moja galletas integrales o fruta fresca en yogur descremado. Unta mantequilla de cacahuate en apio, manzanas o plátanos.

4. Amplía el menú

Ofrece alimentos fuera de lo habitual, como aguacate, piña, arándanos, pimientos rojos o amarillos, o mangos. Deja que los niños elijan algunos alimentos y los mezclen para crear un refrigerio colorido.

5. Reconsidera el desayuno

Sirve alimentos del desayuno como refrigerios saludables para niños en las tardes. Considera el cereal deshidratado mezclado con fruta deshidratada y nueces o avena para microondas preparada con leche baja en grasa y mezclada con puré de manzana sin azúcar y canela.

April 12, 2014 See more In-depth