Depresión de la persona responsable del cuidado: la prevención cuenta

La depresión de la persona responsable del cuidado puede afectarte y afectar tu capacidad para cuidar de tu ser querido. Comprende los signos de la depresión de la persona responsable del cuidado y cómo prevenirla.

Escrito por personal de Mayo Clinic

El trabajo de cuidador puede ser física y emocionalmente estresante. Para brindar el mejor cuidado posible, es probable que antepongas las necesidades de tu ser querido a las tuyas. A la vez, pueden aparecer sentimientos de tristeza, ira, soledad y culpa. A veces, la persona responsable del cuidado sufre depresión por estas emociones.

¿Cuáles son los síntomas de depresión que sufren las personas responsables del cuidado?

Todas las personas tienen un mal día de vez en cuando. Sin embargo, la depresión es más que solo una tristeza pasajera. Es un trastorno emocional que causa sentimientos de tristeza constante y pérdida de interés. Durante un episodio de depresión, los síntomas se producen durante gran parte del día, casi todos los días, y pueden consistir en:

  • Sentimientos de tristeza, ganas de llorar, vacío o desesperanza
  • Arrebatos de enojo, irritabilidad o frustración, incluso por asuntos de poca importancia
  • Pérdida de interés o placer por la mayoría de las actividades habituales o todas, como las relaciones sexuales, los pasatiempos o los deportes
  • Alteraciones del sueño, como insomnio o dormir demasiado
  • Cansancio y falta de energía, por lo que incluso las tareas pequeñas requieren un esfuerzo mayor
  • Cambios en el apetito: por lo general, menor apetito y adelgazamiento, pero más antojos de ciertos alimentos y aumento de peso en algunas personas
  • Ansiedad, nerviosismo o inquietud
  • Lentitud al razonar, hablar y realizar movimientos corporales
  • Sentimientos de inutilidad o culpa, fijación en fracasos anteriores o sentimiento de culpa por situaciones de las que no eres responsable
  • Dificultad para pensar, concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas
  • Pensamientos frecuentes o recurrentes sobre la muerte, pensamientos suicidas, intentos suicidas o suicidio
  • Problemas físicos sin causa aparente, como dolor de espalda o de cabeza
July 22, 2016 See more In-depth