Enfermedad de Alzheimer: consejos para disfrutar más de los días festivos

Los días festivos pueden ser una mezcla de alegría y tristeza para las familias afectadas por el Alzheimer. Prueba con estos consejos simples para que las festividades sean más amenas para todos.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La época de las fiestas puede causar sentimientos contradictorios en las personas que tienen a un ser querido que vive con la enfermedad de Alzheimer. Con frecuencia se tiene una sensación de pérdida por la manera en que eran las cosas antes y sentimos culpa por lo que creemos que debemos hacer o sentir.

En una época en la que crees que debes estar feliz, podrías descubrir en cambio que predominan el estrés y los sentimientos de desilusión y tristeza. También es posible que sientas la presión de continuar con las tradiciones familiares, a pesar de las exigencias de tiempo y energía que implica cuidar de un ser querido.

Como persona encargada del cuidado de un ser querido, no es realista esperar que tengas el tiempo o la energía para participar en todas las actividades de las fiestas como lo hacías antes. De todos modos, si ajustas tus expectativas y modificas algunas tradiciones, aún podrás encontrar el sentido y la alegría para ti y para tu familia. A continuación, te ofrecemos algunas ideas.

No te compliques en casa

Si estás cuidando en casa a un ser querido que tiene enfermedad de Alzheimer:

  • Hagan preparativos juntos. Si horneas, tu ser querido podría participar revolviendo la mezcla o estirando la masa. Puede resultar significativo abrir juntos las postales recibidas durante las festividades. Concéntrate en el proceso más que en el resultado.
  • Atenúa los adornos. Las luces parpadeantes y los grandes arreglos decorativos pueden causar desorientación. Evita las velas encendidas y otros peligros para la seguridad, así como los adornos que pudieran confundirse con dulces comestibles (por ejemplo, las frutas artificiales).
  • Organiza reuniones tranquilas y pausadas. Las reuniones en los días festivos a menudo implican música y conversaciones ruidosas. Pero para una persona con Alzheimer, lo mejor es un entorno tranquilo y apacible. Continúa con las rutinas diarias lo más que puedas y, según la necesidad, proporciónale a tu ser querido un lugar para descansar durante las reuniones familiares.

Sé práctico cuando no estés en casa

Si tu ser querido vive en una casa de reposo o en otro centro:

  • Celebra en un entorno bien familiar. Para muchas personas con enfermedad de Alzheimer, un cambio en su entorno —aunque sea una visita a su casa— puede causar ansiedad. Para evitar que se altere, considera organizar una pequeña celebración familiar en el centro. También podrías participar en las actividades para las fiestas que se planifican para los residentes.
  • Minimiza el tránsito de visitas. Organiza que solo unos pocos familiares vayan de visita en días diferentes. Aunque tu ser querido no esté seguro de quién es quién, es probable que dos o tres caras familiares sean bienvenidas. Por otro lado, un grupo grande podría ser abrumador.
  • Programa las visitas según el mejor momento del día para tu ser querido. Organiza la pequeña reunión durante ese momento.

Controlar las expectativas

Para controlar las expectativas durante los días festivos:

  • Selecciona y escoge. Decide qué actividades y tradiciones son más importantes durante las fiestas y concéntrate en las que disfrutas. Recuerda que no puedes hacerlas todas.
  • Prepara a tus familiares. Si vienen familiares de afuera, cuéntales acerca del estado de tu ser querido con tiempo para que sepan qué esperar.
  • Delega. Recuerda qué familiares y amigos te ofrecieron ayuda. Déjalos ayudar con la limpieza, el envío de tarjetas y las compras de los obsequios. Pregunta si uno de tus hijos o un amigo cercano puede quedarse con tu ser querido mientras vas a una fiesta.

Confía en tus instintos

Como persona encargada del cuidado, conoces mejor las capacidades de tu ser querido. También sabes lo que es más probable que lo inquiete o lo moleste. Resiste la presión para celebrar de la manera en que otras personas podrían esperar que lo hagas. No puedes controlar la evolución de la enfermedad de Alzheimer ni proteger a tu ser querido de todo el sufrimiento, pero al planificar y al establecer límites firmes puedes evitar el estrés innecesario de las vacaciones y disfrutar de la calidez de la temporada.

Nov. 20, 2018 See more In-depth