Enfermedad de Alzheimer: siete consejos para las consultas médicas

La atención médica periódica es una parte importante del tratamiento para la enfermedad de Alzheimer. Usa estos siete consejos para mantenerte al tanto de la atención de tu ser querido.

Personal de Mayo Clinic

Las personas que tienen demencia debido a la enfermedad de Alzheimer necesitan atención médica periódica para abordar un abanico de problemas de salud y de conducta. Si estás brindando atención a un ser querido que tiene demencia, seguramente tendrás muchas preguntas para su médico —y poco tiempo para hacerlas—. Para aprovechar al máximo las consultas de tu ser querido, ten en cuenta estos siete consejos.

1. Fija una rutina con prudencia

Planifica consultas según el mejor momento del día para tu ser querido y, si es posible, cuando haya menos gente en el consultorio del médico. Lleva tentempiés y agua, y una actividad portátil que le guste a tu ser querido.

Si ir al médico fue un problema en el pasado, espera hasta el día de la consulta para decírselo a tu ser querido. De ser necesario, ofrécele una recompensa después de la consulta, como ir a tomar un helado camino a casa.

2. Prepárate

Haz una lista de los problemas que te gustaría abordar con el médico, como inquietudes acerca de los efectos secundarios de los medicamentos o el comportamiento agresivo. Haz una lista de todos los medicamentos que tome tu ser querido, incluso los medicamentos y suplementos de venta libre, o lleva los recipientes etiquetados en una bolsa. Si tu ser querido vive en un centro, informa acerca de los medicamentos que tu ser querido tome allí o cualquier inquietud que los miembros del personal puedan tener.

En las etapas iniciales de la enfermedad, asegúrate de que tu ser querido firme un formulario de autorización de privacidad en el consultorio del médico, para que el médico pueda hablar libremente contigo sobre la enfermedad de tu ser querido.

3. Sé específico

Prepárate para responder preguntas sobre los síntomas y el comportamiento de tu ser querido. ¿Has notado cambios en la salud, la memoria, el estado de ánimo o el comportamiento de tu ser querido? ¿Cuándo comenzaron los cambios?

¿Te preocupa la capacidad de tu ser querido para conducir o para llevar una vida independiente? A medida que la enfermedad avanza, tu conocimiento podría ser el factor fundamental para determinar qué es lo mejor para tu ser querido.

Si el médico le receta algún medicamento a tu ser querido, averigua específicamente en qué momento del día y en qué cantidad debe tomarlo. Pregunta por qué le receta el medicamento y cuánto tiempo debe transcurrir hasta observar alguna mejora. Pregúntale al médico también cuáles son los posibles efectos secundarios.

Nov. 29, 2016 See more In-depth