Enfermedad de Alzheimer: Facilitar la transición el día de la mudanza

Llevar a un ser querido que padece la enfermedad de Alzheimer a vivir a un hogar o un centro nuevo es una tarea abrumadora. Aquí encontrarás ayuda para planificar con anticipación.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Mudarse de un hogar a otro nunca es fácil. Para una persona que padece la enfermedad de Alzheimer u otro trastorno que causa demencia, cambiar de rutina y mudarse a un entorno nuevo o desconocido puede ser muy estresante.

Si estás ayudando a alguien con demencia a mudarse a tu hogar o a un centro de atención, averigua cómo hacer que la transición sea lo más cómoda posible.

Planifica con anticipación

Si es posible, habla con la persona con demencia acerca de las preferencias en cuanto a arreglos de vivienda mientras aún pueda tomar decisiones razonables.

Cuando planifiques la mudanza, sé honesto con la persona y proporciónale toda información apropiada. Podrías considerar permitirle a la persona que tome algunas decisiones en el proceso. Si la persona se enoja o se resiste, pídeles a otros cuidadores, familiares y al proveedor de atención médica de la persona que te ayuden a explicar la importancia de la mudanza.

Si la persona con demencia se mudará a tu casa, habla con otros miembros de la familia sobre cómo manejarás todos los gastos y el compromiso del tiempo. Debes estar preparado para hacer cambios en tu rutina para ofrecer atención y llevar a la persona a las citas médicas. También es importante pensar en cómo hacer que tu hogar sea seguro para la persona con demencia.

Si la persona con demencia se mudará a un centro de atención, habla con el personal sobre los antecedentes, pasatiempos, intereses y necesidades especiales de la persona. Proporciónales los antecedentes médicos y mentales de tu ser querido, y dales una lista detallada de los medicamento que toma.

Agrega un toque familiar

Antes de la mudanza, asegúrate de que la habitación o el espacio nuevo de la persona se vean y se sientan lo más familiar posible. Decora la habitación con su silla preferida o algún otro objeto que sea significativo. Las pertenencias personales pueden desencadenar sentimientos de conexión y pertenencia, como así también mejorar la sensación de seguridad de la persona.

Llena el espacio con fotos de seres queridos y amigos, o álbumes de fotos. Pon su música favorita o una música que le sea familiar. Los recuerdos del pasado pueden ayudar a que una persona con demencia traiga esos recuerdos alentadores de nuevo al presente.

El gran día

El día de la mudanza, sigue lo más que puedas la rutina típica de la persona. En lo posible, realiza la mudanza en el momento del día que sea más cómodo para la persona, ya sea por la mañana o la tarde. O podrías considerar que un amigo o familiar se lleve a la persona por el día para que puedas hacer la mudanza.

Durante la mudanza, haz lo mejor que puedas para tener una actitud positiva. Trata de no discutir con la persona acerca de por qué necesita mudarse. Tu actitud puede ayudar a la persona con demencia a sentirse cómoda y segura en el entorno nuevo.

Si la persona se muda a un centro de atención médica, una vez que se haya instalado debes confiar en que el personal del lugar te ayudará con el próximo gran paso: tu partida. En lugar de hacer una gran despedida, el personal puede hacer que la persona se entretenga con alguna actividad interesante mientras tú simplemente te marchas.

Dejar a una persona con demencia en un centro de atención médica puede ser difícil para ti, tanto el día de la mudanza como en las semanas y meses posteriores. Es normal tener sentimientos de tristeza, pérdida, alivio y culpa. Asegúrate de que haya alguien en quien te puedas apoyar el día de la mudanza. Un trabajador social puede ayudar.

Puede llevarle tiempo a la persona con demencia acostumbrarse a su nueva organización de vida. Ten paciencia. Si la persona vive en tu casa, dile que te alegras de la mudanza porque implica pasar más tiempo juntos. Si la persona vive en un centro de atención médica, ve a visitarla seguido y anima a amigos y familiares a hacer lo mismo. El cuidado y la atención extra pueden ayudar a transformar este nuevo lugar en un hogar.

Nov. 20, 2020 See more In-depth