La enfermedad de Alzheimer y los recuerdos: utiliza elementos reminiscentes como pistas

La enfermedad de Alzheimer puede quitarles a tus seres queridos muchos recuerdos preciados. Crea una caja de recuerdos para ayudarlos a recordar el pasado.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La vida es como un tapiz, se teje con recuerdos de personas y acontecimientos. Tu tapiz único te recuerda quién eres, dónde has estado y qué has hecho.

Al principio de la enfermedad, las personas con la enfermedad de Alzheimer tienen problemas para crear nuevos recuerdos, pero los recuerdos de los primeros años de vida suelen conservarse de manera relativa. Lamentablemente, la enfermedad de Alzheimer se lleva estos recuerdos progresivamente. Si estás cuidando a un ser querido que tiene la enfermedad de Alzheimer, puedes ayudarlo a controlar la aparición de la pérdida de memoria al crear un banco de recuerdos tangible. Una caja o un banco de recuerdos también puede ayudar a disminuir los sentimientos de depresión que pueden manifestarse con la demencia.

Guarda recuerdos en un sitio externo

Los recuerdos pueden guardarse de distintas formas. Puedes hacer lo siguiente:

  • Arma una carpeta electrónica o en línea con fotos y recuerdos de la vida de tu ser querido, incluso fotos de familiares
  • Escribe descripciones de acontecimientos importantes de la vida de tu ser querido
  • Crea un álbum de recortes o una caja especial con fotos, recortes de diarios, cartas, postales, tarjetas, dibujos, poesías y canciones
  • Haz una grabación de audio o de video sobre anécdotas personales

Entrevista a tu ser querido

Comienza rememorando celebraciones, tradiciones y antecedentes familiares con tu ser querido. A menudo, los juegos, las casas y las mascotas de la infancia son buenos temas para iniciar una conversación, sobre todo a medida que la enfermedad de Alzheimer avanza y tu ser querido tiene dificultades para recordar acontecimientos recientes. También puedes hablar de deportes, libros, música y pasatiempos favoritos, y de sucesos culturales o históricos.

Según el estado de la memoria de tu ser querido, puede que quieras entrevistar a vecinos, amigos y familiares.

Los documentos también ayudan

Otras fuentes de información pueden comprender trabajos importantes o cartas personales. Trata de hacer copias de todo el material importante para protegerlo.

Ten en cuenta estas sugerencias útiles al agregar fotografías y documentos a la caja de los recuerdos:

  • En lugar de un álbum de fotografías, utiliza un frasco o una caja especial. Puede ser difícil encontrar los álbumes de fotografía que se cierran y se guardan. Tampoco uses un recipiente de plástico genérico con una tapa. Tu ser querido podría olvidar lo que hay dentro.
  • Las fotografías más viejas suelen ser las mejores. ¿Qué edad tiene tu ser querido en su imaginación? Es conveniente que incluyas muchas fotografías de ese momento. Una excepción: la fotografías de los nietos.
  • Cada fotografía cuenta una historia. Escribe la historia al pie de cada fotografía. Incluye los nombres de todas las personas en la fotografía y, si es posible, la fecha.

Usar el banco de recuerdos

Una vez que crees el banco de recuerdos de tu ser querido, úsalo. Saca fotos y otros elementos durante el día para recordarle a la persona relaciones, acontecimientos y lugares especiales.

Al documentar la historia de vida de tu ser querido, puedes afirmar las cosas positivas que haya hecho y que, posiblemente, aún pueda hacer. Incluso después de que los recuerdos de tu ser querido desaparezcan, crear este tipo de tesoro demuestra que valoras y respetas su legado, y puede ayudarte a recordar quién era tu ser querido antes de padecer la enfermedad de Alzheimer.

June 13, 2018 See more In-depth