El Alzheimer y los recuerdos: Utiliza elementos que sirvan como recordatorios, a modo de pistas

Existen muchas formas de preservar los recuerdos, desde álbumes de recortes hasta entrevistas grabadas. Aquí encontrarás información que te ayudará a documentar la historia de vida de tu ser querido.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La vida es como un tapiz, tejido con recuerdos de personas y eventos. El tapiz exclusivo de tu vida te recuerda quién eres, dónde has estado y qué es lo que hecho.

Lamentablemente, la enfermedad de Alzheimer borra de a poco esos recuerdos. Si estás al cuidado de un ser querido que padece Alzheimer, puedes ayudarlo a sobrellevar el comienzo de pérdida de la memoria creando un banco de recuerdos tangibles.

Almacena los recuerdos en un dispositivo externo

Existen muchas formas de preservar los recuerdos. Se puede:

  • Tener a la vista o conservar una carpeta electrónica con fotos de la vida de tu ser querido, incluso de los miembros de su familia
  • Escribir descripciones de los momentos importantes en la vida de tu ser querido
  • Crear un álbum de recortes o una caja especial llena de fotos, recortes de periódicos, cartas, tarjetas postales, tarjetas de felicitación, dibujos, poesías y canciones
  • Grabar un video o un audio con historias personales

Entrevista a tu ser querido

Comienza por recordar junto con él o ella la historia de su familia, las tradiciones y las celebraciones. Generalmente, los juegos de la niñez, los lugares donde vivía y las mascotas que tuvo son buenos temas disparadores, especialmente a medida que el Alzheimer avanza y tu ser querido tiene problemas para recordar los eventos recientes. También puedes hablarle acerca de su deporte preferido, los libros, la música y los pasatiempos que prefería, como así también de los eventos históricos y culturales.

Teniendo en cuenta el estado de la memoria de tu ser querido, es posible que también quieras entrevistar a vecinos, amigos y miembros de la familia.

Los documentos también pueden ser útiles

Otras fuentes de información, como papeles importantes o cartas personales pueden ser de gran ayuda. Considera la posibilidad de realizar copias de todos los objetos valiosos para tu ser querido.

Comienza a utilizar el banco de recuerdos de tu ser querido apenas lo hayas terminado. Muéstrale fotos y otros artículos durante el día, que le hagan recordar las relaciones, eventos y lugares especiales.

Por medio de la documentación de la historia de vida de tu ser querido, le puedes demostrar las cosas positivas que él o ella hayan hecho y que, probablemente, todavía puedan hacer. Incluso luego de que los recuerdos de tu ser querido hayan desaparecido, el hecho de armar este tipo de tesoro para él o ella muestran que lo/la valoras y respetas su historia; en cuanto a ti, esto te ayudará a recordar quién era tu ser querido antes de la Enfermedad de Alzheimer.

Oct. 15, 2014 See more In-depth