Cuidado de una persona con Alzheimer: Cómo pedir ayuda

Cuidar a una persona con Alzheimer no es una tarea de una sola persona — y los amigos y seres queridos pueden estar más dispuestos a ayudar de lo que crees. Aquí hay algunos consejos sobre cómo pedir ayuda.

Escrito por personal de Mayo Clinic

El cuidado de los pacientes con Alzheimer es un trabajo duro y es difícil que una persona lo haga sola. Nadie está capacitado para cuidar a otra persona las 24 horas al día, los siete días de la semana. Si estás cuidando a un ser querido que tiene enfermedad de Alzheimer, comprende el estrés al que te enfrentas — y conoce cómo pedir ayuda.

¿Qué está pasando?

En un principio, es posible que puedas satisfacer las necesidades de tu ser querido por ti mismo. Esto podría durar meses o incluso años, dependiendo de la rapidez con la que progrese la enfermedad y tu propia salud mental y física. Sin embargo, eventualmente, tu ser querido necesitará más ayuda con las tareas diarias, como comer, bañarse e ir al baño.

Y a medida que se incrementan las exigencias físicas de los cuidados de los enfermos con Alzheimer, así aumenta el daño emocional. Los comportamientos desafiantes relacionados con la demencia pueden llevar al límite las habilidades de afrontamiento incluso de los cuidadores de enfermos con Alzheimer más pacientes y comprensivos.

El estrés constante de cuidar a un enfermo con Alzheimer también puede debilitar tu sistema inmunológico, haciéndote más propenso a enfermarte y permanecer enfermo por más tiempo. Es probable que duermas poco y tengas problemas para dedicarte un tiempo. El cuidado de los enfermos con Alzheimer también podría incrementar tu riesgo de tener depresión. Antes de darte cuenta, estás tan ocupado cuidando a tu ser querido que podrías distanciarte de tu familia y amigos — en el momento en el que más los necesitas.

March 01, 2014 See more In-depth