Conceptos básicos sobre los anticonceptivos

Si estás considerando usar un método anticonceptivo, tienes muchas opciones — desde métodos de planificación familiar natural y productos anticonceptivos de venta libre a anticonceptivos con receta o esterilización.

Para ayudarte a determinar cuál es el método anticonceptivo que es mejor para ti, considera tu estilo de vida, tus preferencias personales, y el estado de tu salud. ¿Qué piensas sobre planear antes de tener relaciones sexuales? ¿O sobre tener dentro de tu cuerpo dispositivos para anticoncepción? ¿O tomar una pastilla todos los días a la misma hora, o llevar cuenta de tus días fértiles? ¿O terminar de forma permanente tu posibilidad de concebir un bebé?

También es importante hacer una evaluación sincera de ti mismo, tu pareja, y tu relación. Quizás tus necesidades para anticonceptivos sean diferentes si tienes relaciones sexuales con frecuencia, o si tu relación no es monógama. Lo ideal es que tú y tu pareja hablen sobre las opciones y lleguen a una decisión beneficiosa para los dos.

Píldoras anticonceptivas

Las píldoras anticonceptivas son un tipo común de control de la natalidad. Si estás considerando tomar píldoras anticonceptivas, quizás tengas más opciones de las que piensas.

Vas a comenzar por elegir píldoras anticonceptivas combinadas o la minipíldora. Si eliges las píldoras anticonceptivas combinadas, tendrás otra decisión que tomar — paquetes convencionales o dosis continua. Con las convencionales, tendrás tu período menstrual cada mes. Con las de dosis continua, tal vez tengas un período solo cuatro veces por año, o se elimine el perídodo por completo.

Por supuesto que cada tipo de píldora anticonceptiva tiene sus propios riesgos y beneficios. Infórmate sobre los conceptos básicos, y después habla con tu profesional de salud para determinar cuáles son las mejores píldoras anticonceptivas para ti.

Anticoncepción reversible a largo plazo

Si sabes que quieres tener un bebé en algún momento — aunque no sea pronto — la anticoncepción reversible a largo plazo puede ser una buena opción para ti. Con la anticoncepción reversible a largo plazo tendrás un control de la natalidad efectivo y sin los pequeños inconvenientes diarios.

Las opciones para anticoncepción reversible a largo plazo incluyen:

  • Un dispositivo intrauterino (Mirena, ParaGard, Skyla)
  • Un implante anticonceptivo
  • Una inyección anticonceptiva (Depo-Provera)

Vas a necesitar una receta de tu médico para este tipo de anticoncepción. Además de su eficacia y la facilidad de uso, la anticoncepción reversible a largo plazo permite volver a ser fértil cuando dejes de usarla. En el caso del dispositivo intrauterino y el implante anticonceptivo, se vuelve a ser fértil rápidamente. Con la inyección anticonceptiva, volver a ser fértil quizás lleve un poco más de tiempo.

El dispositivo intrauterino o el implante anticonceptivo requiere una visita al doctor para quitarlo si decides que ya no deseas usar este tipo de control de la natalidad.

Otras opciones para control de la natalidad

Cuando piensas en opciones para control de la natalidad, ¿qué te viene a la mente? Las píldoras anticonceptivas son una elección popular, pero hay otras. Hay muchas otras opciones — y la elección es tuya.

Si solo necesitas control de la natalidad ocasionalmente, los preservativos femeninos o masculinos de venta libre quizás sean una opción anticonceptiva adecuada. Los preservativos también ofrecen protección contra infecciones de transmisión sexual. La esponja anticonceptiva es otra opción que puede comprarse sin receta. Si lo que te preocupa más es la eficacia, un anticonceptivo con receta, como el anillo vaginal, puede ser una mejor opción para control de la natalidad.

Al pensar en tus opciones anticonceptivas, considera todas las posibilidades. Familiarízate con la manera en que funcionan los diferentes tipos de anticonceptivos, así como los riesgos y beneficios de las opciones específicas.

Planificación familiar natural

La planificación familiar natural puede constituir una opción atractiva para el control de la natalidad si no puedes usar, o eliges no usar, otros métodos anticonceptivos.

Los tipos populares de planificación familiar incluyen el método del ritmo, el método del moco cervical, y el de la temperatura corporal basal. Puedes usar estos tipos de planificación familiar natural para predecir la ovulación — y cuándo necesitas evitar las relaciones sexuales sin protección si no quieres concebir. Otro tipo de planificación familiar natural es el retiro del pene, en que el hombre lo retira de la vagina antes de eyacular para evitar el embarazo.

La planificación familiar natural requiere motivación, diligencia, y autocontrol. Esta planificación familiar no es tan efectiva como otros tipos de control de la natalidad, pero no es cara y no tiene ningún efecto secundario.

Esterilización

Si estás segura de que no quieres quedar embarazada — o ser padre de un niño — en cualquier momento en el futuro, quizás quieras considerar la esterilización.

Para los hombres, la vasectomía es la única opción para esterilización. Durante esta cirugía simple, los tubos que llevan el esperma al semen se cortan y se sellan. Luego de una vasectomía con éxito, el hombre no puede ser padre.

Las mujeres pueden elegir un método para esterilización permanente como la ligadura de trompas, que es un procedimiento quirúrgico en que se cortan o se bloquean las trompas de Falopio de manera permanente.

La esterilización es un método efectivo para control de la natalidad. Pero la decisión de hacer una esterilización debe ser considerada seriamente. Aunque a veces es posible revertir una vasectomía o una ligadura de trompas, la esterilización de cualquier tipo se considera permanente.

Anticoncepción de emergencia

La anticoncepción de emergencia ayuda a evitar un embarazo después de las relaciones sexuales sin protección. La anticoncepción de emergencia no debe ser usada en lugar del control de la natalidad de rutina — pero es una opción si tuviste relaciones sexuales sin protección, tu método anticonceptivo falló, u olvidaste una píldora anticonceptiva.

Para que sea efectiva, la anticoncepción de emergencia se debe usar lo antes posible después de las relaciones sexuales sin protección. En los Estados Unidos se pueden obtener dos tipos de anticoncepción de emergencia: píldoras para anticoncepción de emergencia, y el dispositivo intrauterino (DIU) de cobre.

Las píldoras para anticoncepción de emergencia también se conocen como la píldora del día después. Las píldoras para anticoncepción de emergencia — como Next Choice One Dose, Plan B One-Step y Ella — se pueden tomar hasta cinco días después de tener relaciones sexuales sin protección. Pero serán más efectivas cuanto antes las tomes.

Otra opción es el dispositivo intrauterino (DIU) de cobre (ParaGard). Para evitar un embarazo, el DIU se debe insertar dentro de los cinco días después de tener relaciones sexuales sin protección.

Feb. 14, 2019