Alcanza tus objetivos, realiza un seguimiento de tus hábitos

Cuando se trata de alcanzar objetivos de bienestar, es crucial que seas responsable de tomar decisiones saludables. Usar un método de registro puede ayudarte. Podría ser un registro diario en papel o el uso de un dispositivo y aplicaciones de salud.

By Thom Rieck
Thom Rieck

A la hora de alcanzar los objetivos de bienestar, es fundamental que asumas la responsabilidad en cuanto a la toma de decisiones saludables. Pero, muchas veces, eso es fácil de decir, pero no de hacer. ¿Existe alguna estrategia simple que pueda ayudar? Sí. Puedes recurrir a un método de seguimiento, como llevar un diario o usar un dispositivo y aplicaciones de salud. Las investigaciones han demostrado que las personas que hacen un seguimiento de su esfuerzo —ya sea la cantidad de pasos que dan en el día, la calidad del sueño o lo que comen en cada comida— logran alcanzar sus objetivos de salud y de entrenamiento con más eficacia que quienes no lo hacen.

El seguimiento te ayuda a generar autoconsciencia y responsabilidad. Favorece la retroalimentación y la reflexión, y te ayuda a identificar patrones de comportamiento positivos y negativos. El seguimiento puede ser una fuerte motivación porque te permite ver tu progreso, ya sea grande o pequeño, hacia tus objetivos. Sí, al principio lleva un poco de tiempo acostumbrarse, pero con el tiempo el seguimiento se vuelve un hábito natural y gratificante.

Hay muchas maneras de hacer un seguimiento de los datos de salud: desde llevar un diario hasta usar el último dispositivo electrónico. Prueba con varios seguidores hasta encontrar el más adecuado para ti. Registrar tus objetivos y tus acciones en un diario escrito es una manera sencilla y económica de comenzar a hacer un seguimiento. También puedes investigar los seguidores digitales, que están disponibles en la mayoría de los programas de salud o para adelgazar en Internet, como la dieta de Mayo Clinic. Los dispositivos portátiles, como los seguidores de actividad y las aplicaciones de los teléfonos inteligentes, también son una buena manera de registrar tu información cuando estás en movimiento. No temas pasar a un sistema de seguimiento diferente si el que estás utilizando se vuelve demasiado engorroso o poco útil.

El seguimiento constante puede ser un compromiso exigente; por eso, después de cierto tiempo, quizás sea más conveniente pasar del seguimiento a la supervisión. Por ejemplo, en lugar de registrar cada comida que consumes durante el día, podrías registrar un día de comidas en un período de dos semanas. Recuerda que el objetivo final es crear hábitos más saludables para alcanzar tus metas de salud y de entrenamiento. Si ves que estás empezando a tener deslices, siempre tienes la posibilidad de llevar un registro más estricto para volver a encaminarte.

Experimentos

  1. Identifica un objetivo de entrenamiento y de salud específico y realista que desees lograr en los próximos seis meses, y piensa algunas maneras en las que puedes concretarlo.
  2. Investiga un poco para encontrar un seguidor que se adapte a tus necesidades. Podría ser impreso o digital.
  3. Decide con qué frecuencia quieres hacer un seguimiento de tus métricas. Por ejemplo, si estás haciendo un seguimiento de la nutrición, tal vez sea conveniente que registres tus comidas a diario. Pero si estás haciendo un seguimiento de la circunferencia de tu cintura, quizás solo quieras hacerlo una vez por mes.
Jan. 24, 2019 See more In-depth