Historia clínica: cómo armar tu árbol genealógico médico

Tu historia clínica familiar aporta conocimiento sobre las afecciones que son frecuentes en tu familia. Usa estos antecedentes para conocer tu riesgo de padecer una enfermedad.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Tu historia clínica familiar, a veces llamada «árbol genealógico médico», es un historial médico de enfermedades y afecciones que padecen los miembros de tu familia. A continuación, te explicamos por qué una historia clínica familiar puede ser útil —y cómo puedes crear una por tu cuenta—.

¿Cómo se usa la historia clínica familiar?

Todos recibimos la mitad de nuestro perfil genético de cada uno de nuestros padres. Junto con la información genética que determina tu apariencia, también heredas genes que pueden causar determinadas enfermedades o aumentar el riesgo de padecerlas. Por otro lado, es posible que tengas antecedentes familiares que indiquen que tienes un menor riesgo de padecer determinadas afecciones. Una historia clínica familiar puede revelar antecedentes de enfermedad en tu familia y ayudarte a identificar patrones que podrían ser relevantes para tu propia salud.

El médico puede usar tu historia clínica familiar para lo siguiente:

  • Evaluar el riesgo de que padezcas determinadas enfermedades
  • Recomendarte cambios en la alimentación u otros hábitos de tu estilo de vida para reducir el riesgo de padecer enfermedades
  • Recomendarte medicamentos o tratamientos para reducir el riesgo de padecer enfermedades
  • Determinar qué pruebas de diagnóstico solicitar
  • Determinar el tipo y la frecuencia de los exámenes de detección
  • Determinar si tú o algún familiar deberían someterse a una prueba genética específica
  • Identificar una afección que quizás no pueda advertirse de otra forma
  • Identificar a otros miembros de la familia que tengan riesgo de padecer una determinada enfermedad
  • Evaluar el riesgo de que transmitas afecciones a tus hijos

Una historia clínica familiar no puede predecir tu futura salud. Solo brinda información sobre los riesgos. Otros factores, como la alimentación, el peso, la rutina de ejercicios y la exposición a factores ambientales, también afectan el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

¿Cuál es la mejor forma de recopilar información médica familiar?

Tu familia quizás desee trabajar conjuntamente para elaborar una historia clínica familiar. Considera comenzar el proyecto en un encuentro familiar, como un día festivo o una reunión. Sin embargo, ten presente que algunos seres queridos podrían sentirse incómodos divulgando información médica personal.

El director general de salud pública estadounidense creó una herramienta computarizada denominada «My Family Health Portrait» (Mi Retrato de Salud Familiar) para ayudar a crear una historia clínica familiar. O puedes recopilar los antecedentes de salud de tu familia en la computadora o en un archivo en papel.

Si se desconoce información sobre una enfermedad o causa de muerte, no adivines la respuesta. Una suposición incorrecta puede dar lugar a una mala interpretación de tu historia clínica. No te preocupes si faltan algunos detalles.

Si eres adoptado, pregunta a tus padres adoptivos si recibieron información médica acerca de tus padres biológicos en el momento de la adopción. Las agencias de adopción también podrían tener información médica familiar en sus archivos. Si te adoptaron mediante un proceso de adopción abierta, podrías hablar sobre la historia clínica de tu familia directamente con los miembros de tu familia biológica.

¿Qué información debe incluir la historia clínica familiar?

En lo posible, tu historia clínica familiar debe incluir, por lo menos, tres generaciones. Recopila información acerca de tus abuelos, padres, tíos, hermanos, primos, hijos, sobrinos y nietos. Para cada persona, trata de reunir la siguiente información:

  • Sexo
  • Fecha de nacimiento
  • Origen étnico
  • Enfermedades
  • Afecciones de salud mental, como abuso de alcohol o de otras sustancias
  • Complicaciones en el embarazo, como aborto espontáneo, muerte fetal intraútero, defectos congénitos o infertilidad
  • Edad en la que se diagnosticó la afección
  • Hábitos del estilo de vida, como la alimentación, el ejercicio y el consumo de tabaco
  • En el caso de los familiares fallecidos, edad al momento de la muerte y causa de la muerte

Presta especial atención a las afecciones que se presentan antes de lo usual, como la presión arterial alta en los primeros años de la adultez o afecciones que se manifiesten en muchos familiares.

Incluye información acerca de dónde vinieron los familiares de tu padre y de tu madre, por ejemplo, Alemania, África, China u otros. Esta información puede ser útil porque algunos problemas de salud se producen con mayor frecuencia en grupos étnicos determinados.

Si tu familia se muestra reticente, ten en cuenta estas estrategias:

  • Comparte tu objetivo. Explica que estás creando un historial médico para ayudar a determinar si tú y tus familiares tienen antecedentes familiares de ciertas enfermedades o afecciones de salud. Ofrece poner la historia clínica a disposición de otros familiares para que puedan compartir la información con sus médicos.
  • Proporciona varias formas de responder las preguntas. Algunas personas pueden estar más dispuestas a compartir información médica en una conversación cara a cara. Es posible que otras prefieran responder tus preguntas por teléfono, por correo o por correo electrónico.
  • Formula las preguntas cuidadosamente. Haz preguntas breves y directas.
  • Aprende a escuchar. Mientras tus familiares hablen acerca de sus problemas de salud, escucha sin juzgarlos ni hacer comentarios.
  • Respeta la privacidad. Cuando recabes información acerca de tus familiares, respeta su derecho a la confidencialidad.

¿Qué otras fuentes de información podrían ser útiles?

Es recomendable consultar documentos familiares, como árboles genealógicos existentes, libros del desarrollo de un bebé, cartas viejas, obituarios o registros de lugares religiosos. Los registros públicos —las partidas de nacimiento, las actas de matrimonio y los certificados de defunción— suelen estar disponibles en los archivos del condado. Si tú o tus familiares tienen expedientes médicos personales electrónicos, úsalos.

¿Qué debo hacer después de compilar la información?

Entrégale al médico una copia de la historia clínica de tu familia y pídele que la revise contigo. Es posible que el médico te pida que aclares algunas cuestiones y puede ayudarte a interpretar la relevancia de ciertos patrones en tu historia clínica, incluida la necesidad de tomar medidas preventivas o de hacer exámenes de detección.

Actualiza la historia clínica de tu familia con los nacimientos de nuevos hijos y la aparición de enfermedades en los miembros de la familia. Comparte las actualizaciones relevantes con tu médico. Es posible que esto requiera tiempo y esfuerzo, pero esta herramienta puede ayudar a mejorar la salud de tu familia para las próximas generaciones.

Nov. 20, 2018 See more In-depth