Tres maneras de mantener los hábitos saludables

Experimenta con las siguientes estrategias para aprender a mantener los hábitos saludables. Márcalos a medida que avances para registrar tu progreso.

By Stacy M. Peterson

¿Cuántas veces te has fijado metas elevadas de pérdida de peso al comienzo de un nuevo año y te has dado por vencido solo unas semanas después? O tal vez prometiste dejar de una vez por todas los malos hábitos alimenticios, pero volviste a tus viejas costumbres poco después. Las resoluciones son muy prometedoras, pero tienden a fracasar cuando surge un desafío o la motivación disminuye. Entonces, ¿qué es lo que hace que el cambio duradero sea tan difícil?

La respuesta simple es que somos criaturas de hábitos. Se necesita energía e intención para que nuestros cerebros se detengan y piensen en hacer las cosas de manera diferente. Considera los comportamientos y las habilidades que están tan arraigados en ti ahora como adulto, tales como cepillarte los dientes o conducir un automóvil. Cuando comenzaste a hacerlas, tenías que pensar realmente en cómo hacerlas.

¿Quieres empezar a dar pasos hacia un cambio real? Prueba estos sencillos consejos para que los nuevos hábitos se mantengan.

  1. Deshazte del enfoque de todo o nada. Las grandes ambiciones pueden ser motivadoras al principio, pero tratar de cambiar demasiado a la vez puede llevar a la decepción. En su lugar, comienza con algo pequeño. Por ejemplo: si quieres limpiar tus hábitos alimenticios, empieza por tomar decisiones más saludables en una comida y construye a partir de ahí. Descubre tus alimentos saludables favoritos para el desayuno, avena, huevos, batidos, yogur griego, fruta, y asegúrate de tenerlos a mano.
  2. Busca oportunidades para hacer cambios. ¿Te gustaría ser más activo? Antes de inscribirte en un 5K, intenta caminar de cinco a diez minutos más varias veces al día. Opta por las escaleras cuando puedas. Y vete a dar un paseo cuando te encuentres sentado demasiado tiempo.
  3. Sé paciente. Haz un seguimiento de tus cambios positivos con un diario de alimentos o actividades para que puedas reflexionar sobre ellos. Recuerda que puede tomar tiempo ver los resultados, y eso está bien. Si la pérdida de peso es tu objetivo general, concéntrate en los comportamientos que te ayudan a llegar allí en lugar de en la balanza sola. Es importante celebrar tus logros diarios, no importa cuán grandes o pequeños sean. Con el tiempo cosecharás las recompensas de un estilo de vida más saludable.

Aunque el cambio es difícil, se pueden crear y fortalecer caminos para diferentes formas de pensar y comportarse con intención, tiempo y esfuerzo. Con la repetición, estos nuevos hábitos se hacen más fáciles y se convierten en la norma. ¡Así que quédate con ellos!

Experimentos

  1. Trata de incorporar tu nueva conducta en algo que ya estés haciendo. Por ejemplo, si deseas agregar movimiento a tu día, camina por la cuadra antes de traer el correo. Si quieres que la gratitud sea una prioridad, la próxima vez que estés en la ducha reflexiona sobre las personas o los eventos de tu vida que agradeces.
  2. Determina cuál es tu pequeño cambio de esta semana y mantenlo. Por ejemplo, agrega una verdura a tus comidas todos los días. O reserva tiempo a comienzos de cada semana para crear un plan de comidas y una lista del supermercado.
  3. Comunícate con un familiar, amigo o colega que pueda apoyarte en el cambio que deseas realizar. Si tienes un amigo que es un compañero de entrenamiento motivador o un gran animador, solicita su ayuda: ¡no tienes que hacerlo solo!
June 20, 2019 See more In-depth