Cómo mejorar las relaciones con una comunicación más eficaz

Comunicarte de manera eficaz puede ser complicado en varias situaciones, pero es fundamental para construir y mantener relaciones sólidas y saludables. Usa estos consejos y ejemplos que te ayudará a mejorar la forma de interactuar con otras personas.

By Brooke L. Werneburg

¿Alguna vez tuviste alguna discusión o un malentendido con un ser querido o un colega que podría haberse evitado con una comunicación más eficaz? La comunicación eficaz es fundamental para entablar relaciones sólidas y saludables. Sin embargo, puede ser difícil de lograr, en particular en situaciones en las que surgen diferencias de opinión con el cónyuge o al abordar temas delicados en el trabajo. Es sencillo aferrarse a los malos hábitos de comunicación y reaccionar o hablar de manera impulsiva en lugar de brindar apoyo.

Pero todos los sentimientos negativos que se planteen en una conversación difícil pueden representar un inconveniente a corto plazo que genere un beneficio a largo plazo si uno habla de manera honesta y transparente. La comunicación comprensiva mejora nuestras relaciones con los demás, al centrarse en la empatía y la conciencia plena, y también propicia las emociones positivas, como la felicidad, la esperanza, la paz, la gratitud y el amor. El cuerpo responde a estas emociones reduciendo las hormonas del estrés y aumentando las endorfinas, que son sustancias químicas que producen sensación de bienestar. Con el tiempo, estos efectos pueden traer aparejados cambios positivos en la predisposición y la creatividad, además de mejorar la función inmunitaria y la longevidad.

No importa si enfrentas una situación difícil o circunstancias de la rutina diaria, sigue estos consejos para lograr una comunicación más eficaz.

  1. Escucha y reflexiona. Como seres humanos, todos queremos sentirnos escuchados y comprendidos. Por eso, resiste el impulso de ofrecer tus propias opiniones o experiencias cuando alguien te comenta una inquietud. Simplemente, escucha a la otra persona y reflexiona sobre lo que te dice antes de ofrecer una opinión o anécdota personal.

    Por ejemplo, si un colega te cuenta sobre una situación frustrante que repercute en un proyecto laboral, resiste el impulso inmediato de compartir una experiencia propia similar o de ofrecerle estrategias para subsanar la situación. En cambio, dile algo que refleje lo que tu colega te ha contado, como: «Parece que esta es una situación muy frustrante para ti, que genera mucho estrés en tu proyecto». Cuando alguien confía en ti y te cuenta algo, es difícil saber a ciencia cierta qué necesita; por eso, primero escúchalo con empatía, para luego ver cómo seguir.

  2. Conéctate con la otra persona. Es común poner el piloto automático cuando hablamos con personas que vemos todos los días, como la pareja o un familiar. Haz un esfuerzo por prestar atención a los detalles y estar presente en la conversación. La próxima vez que saludes a tu cónyuge después de un largo día, por ejemplo, presta atención a las pequeñas cosas, por ejemplo, al cambio en su tono de voz o la expresión de los ojos cuando te habla. Esta práctica te permitirá estar presente en el momento, lo que puede provocar sentimientos de calma e intención que fomentan conversaciones más significativas.

  3. Sé directo pero diplomático. A muchas personas les cuesta expresar una opinión opuesta o plantear temas incómodos. Hablar en primera persona (y no en segunda) puede evitar que te pongas a la defensiva, mientras aún puedes comunicar tus necesidades de manera clara.

Por ejemplo, podrías decirle a un colega: «Necesito que me avises con una semana de antelación para poder hacer este trabajo» en lugar de «No me diste un plazo suficiente para hacer este trabajo»: O con tu familiares o amigos, en lugar de decir «No me dijiste que vendrías a la ciudad», puedes decirles «La próxima vez, voy a necesitar que me mandes un mensaje de texto para avisarme que vendrás, así me aseguro de estar en casa cuando vengas. Me daría mucha pena no poder verte». Expresar tus necesidades y limitarte a los hechos puede ayudar a desconectarte de las emociones en conversaciones difíciles y ofrecer un enfoque más orientado a las necesidades para alcanzar un acuerdo.

La base de estas estrategias es la compasión. Cuando respondes sin reaccionar según tus apreciaciones iniciales, eres considerado con los demás, lo que genera una comunicación que fomenta relaciones saludables.

June 13, 2018 See more In-depth