Hábitos saludables que aumentan la felicidad

Hacemos la mayoría de nuestras actividades rutinarias por hábito. Cuando ponemos en práctica tomar decisiones saludables una y otra vez, esto se convierte en un hábito; hábitos que pueden aumentar nuestra felicidad.

By Amit Sood, M.D.

La mitad de tu felicidad depende de las decisiones conscientes que tomes a diario; decisiones que, con el tiempo, se convierten en hábitos. En el «Manual de Mayo Clinic para la felicidad» (The Mayo Clinic Handbook for Happiness), enumero varios hábitos saludables que pueden ayudarte a aumentar tu felicidad. Al elegir hábitos saludables, puedes disminuir el estrés y aumentar la energía disponible para ti cada día, lo que te facilitará hacer las cosas que te proporcionan alegría.

Estos son tres de los hábitos del Manual de Mayo Clinic para la felicidad.

  1. Sigue una dieta saludable. Físicamente, y hasta cierto punto emocionalmente, te conviertes en lo que comes. Eso hace que tu dieta sea extremadamente importante. Los tres aspectos a los que hay que prestarles atención son qué comes, cuánto comes y cómo comes.
    • Qué comes. Consume una dieta equilibrada. Elige cereales integrales, frutos secos, pescado, vegetales, proteínas y fibras. Consume alimentos variados para obtener una amplia gama de nutrientes. Evita los azúcares refinados, las grasas saturadas, las megadosis de vitaminas y los alimentos con alto contenido de calorías. Elimina las grasas trans.
    • Cuánto comes. Deja de comer cuando te sientas apenas un poco lleno. Si haces una pausa unos minutos después de sentirte apenas lleno, pronto te sentirás confortablemente satisfecho.
    • Cómo comes. Prueba lo que me gusta llamar el enfoque «saborea despacio y poco». Come despacio, masticando bien tu comida. Toma pequeños bocados. Y saborea cada trozo. El enfoque «saborea despacio y poco» puede ayudarte a sacar mayor provecho de tus alimentos y a bajar de peso también, si ese es tu objetivo.
  2. Mantén tu cuerpo ágil. Casi todo lo que quieres en la vida será más fácil de alcanzar si estás más activo físicamente. Cada semana, la mayoría de los adultos sanos deberían realizar, al menos, 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa, además de hacer ejercicios de fortalecimiento muscular. Trabaja en pos de realizar la suficiente cantidad de actividad física con estas ideas:
    • Encuentra maneras prácticas de ponerte en forma. Estaciona tu auto más lejos de la tienda, utiliza las escaleras, camina hacia la oficina de tu compañero de trabajo en vez de llamarlo por teléfono, programa una reunión lejos de tu oficina, camina hacia el lugar donde elegiste comer, camina mientras hablas por teléfono en tu oficina o en tu casa, programa una reunión mientras caminas o únete a un club atlético.
    • Combina actividad física con atención alegre. Dar un paseo al aire libre es una forma de hacerlo. Mientras caminas, mira el pasto verde, el cielo azul y el tamaño y la forma de las nubes. Contempla las plantas y los árboles, esos sabios nobles e inertes, emblemas de paz que purifican el aire, que mantienen el suelo unido y que nos regalan flores y frutos preciosos sin pedir nada a cambio.
  3. Duerme lo suficiente y ten un sueño de buena calidad. Más de la mitad de nosotros no dormimos lo suficiente y, a menudo, nuestro sueño no es reparador. Tu cerebro y tu cuerpo envejecen más rápido por la falta de sueño. El sueño es el alimento del cerebro, por lo tanto, considéralo como un tiempo sagrado. Haz que el sueño reparador sea una prioridad con estos consejos:
    • Si puedes, intenta no llevarte tus preocupaciones a la cama.
    • Relaja tu cuerpo y tu mente antes de irte a dormir. Una rutina relajante puede incluir un baño caliente, una lectura agradable, respiración profunda o un tentempié liviano.
    • Si la preocupación te sigue molestando, escríbela en un diario o haz tu mejor esfuerzo para dejar de pensar en ella hasta la mañana.

Adaptado del Manual de Mayo Clinic para la Felicidad, por Amit Sood. Conoce más acerca del libro y sobre el programa de vida resiliente del Dr. Sood.

Experimentos

  1. Durante un día, lleva un registro de comidas donde anotes qué comes, cuánta cantidad y cómo lo haces (lenta o rápidamente, mientras haces algo más, entre otras cosas)
    • ¿Cuán consciente eres?
    • ¿Comes porque te dejas llevar por las emociones?
  2. Además de la actividad física que regularmente haces, haz una caminata de 10 minutos (afuera de ser posible) tres días esta semana.
  3. Haz algo relajante cada noche de esta semana para prepararte para una noche de descanso.
June 14, 2018 See more In-depth