Sabes que lavarte las manos frecuentemente es una de las mejores maneras de evitar enfermarte. Pero, ¿lo haces de manera correcta? Mójate las manos con agua tibia o fría y aplica jabón. Refriégate las manos vigorosamente durante al menos 20 segundos. Refriega todas las superficies, incluso la parte posterior de las manos, las muñecas, los espacios entre los dedos y debajo de las uñas. Enjuágate bien. Sécate las manos con una toalla limpia.

Nov. 20, 2018