Rutinas de ejercicios durante un viaje: consejos para estar en forma dirigidos a viajantes de negocios

En los viajes de trabajo, puedes mantener tu rutina de ejercicio. Sigue estos consejos simples para hacer ejercicio cuando viajas con el fin de mantener tu programa de actividad física.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si con frecuencia te encuentras fuera de casa debido a tu trabajo, puede ser difícil mantener un programa de actividad física. Es posible que el tiempo de traslado y las reuniones te dejen poco espacio en tu agenda para hacer ejercicio. Sin embargo, la dedicación y la planificación te pueden ayudar a mantenerte en forma y a aliviar el estrés que produce trasladarse al trabajo. Ten en cuenta estos consejos para hacer ejercicio cuando viajas.

Empaca para mejorar tu estado físico

Antes de viajar, investiga acerca del hotel o las instalaciones deportivas cercanas, y empaca teniendo eso en cuenta. Los artículos esenciales para hacer ejercicio durante un viaje comprenden los siguientes:

  • Calzado deportivo
  • Ropa para hacer ejercicio
  • Traje de baño
  • Cuerda para saltar
  • Bandas elásticas
  • Fortalecedores de mano
  • Auriculares
  • Alfombrilla de yoga

Mantente activo en los viajes

Ya sea que viajes en auto, tren o avión, el viaje por trabajo te puede obligar a estar sentado durante mucho tiempo, lo que no es bueno para la salud. Para poder hacer un poco de actividad física durante los días que estés de viaje, usa calzado deportivo. Si viajas en avión y el tiempo lo permite, o si el vuelo está retrasado, camina por la terminal del aeropuerto en vez de sentarte en la zona de embarque. Cuando viajes en tren, camina por los vagones de vez en cuando. Si conduces, toma recesos para salir del automóvil y estirarte.

Si sabes que tendrás una escala larga en un aeropuerto, averigua si el aeropuerto cuenta con un gimnasio y empaca tu equipaje de mano teniendo eso en cuenta. Recuerda que el equipo varía, y es posible que se apliquen cargos.

Para empezar

Cuando llegues a destino, marca la pauta de tu viaje comenzando a hacer ejercicio de inmediato. Si eso no es posible, programa tiempo para tu próximo entrenamiento y piénsalo como si fuera una cita importante.

Considera estas formas de hacer ejercicio o de estar activo:

  • Usa los pasillos. Camina por los pasillos del hotel o, si es posible, a una de tus reuniones. Usa las escaleras o baja del elevador unos pisos antes y súbelos por las escaleras.
  • Salta la cuerda. Salta la cuerda en tu habitación o en el gimnasio del hotel.
  • Haz saltos de tijera. Prueba con algunas series en tu habitación.
  • Prueba con ejercicios aeróbicos o yoga. Si tienes espacio en la habitación del hotel, busca en tu tableta o en tu teléfono inteligente una rutina de ejercicios y síguela.
  • Usa una banda elástica. Estas bandas elásticas, que se pueden usar prácticamente en cualquier lugar, ofrecen una resistencia similar a las pesas al tirar de ellas. Puedes usarlas para fortalecer casi todos los grupos musculares.
  • Aprovecha tu propio peso corporal. Practica flexiones de brazos, planchas y sentadillas.
  • Mójate. Nada algunos largos en la piscina del hotel.
  • Visita los parques y los senderos locales. Pregúntale al personal del hotel sobre recorridos cercanos que sean seguros para caminar o correr.

Escucha a tu cuerpo

Si el desfase horario o los cambios de horario te dejan agotado, haz entrenamientos más cortos o más livianos de lo habitual. Está bien tomártelo con calma de vez en cuando. Debido a que los viajes pueden resultar perjudiciales tanto para el sueño como para los hábitos alimentarios, este no es el mejor momento para tratar de mejorar el estado físico.

Sin embargo, no olvides que hacer ejercicio de forma regular puede ayudar a disminuir el estrés y las sensaciones de falta de energía, que podría ser precisamente lo que necesitas para poner manos a la obra.

June 13, 2018 See more In-depth