Rutinas de ejercicios durante un viaje: consejos para estar en forma dirigidos a viajantes de negocios

Cuando viajas por trabajo, puede ser difícil seguir una rutina de ejercicios. Usa estos consejos para mantener tu programa de ejercicios.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si el trabajo te suele mantener ocupado lejos de casa, puede ser difícil cumplir con el programa de acondicionamiento físico. El tiempo de viaje y las reuniones pueden dejar poco espacio en tu agenda para hacer ejercicio. Pero la dedicación y la planificación pueden ayudarte a mantenerte en forma y a aliviar el estrés que los viajes de trabajo pueden ocasionar. Considera estos consejos de entrenamiento a la hora de viajar.

Paquete para estar en forma

Antes de tu viaje, busca si hay algún gimnasio en el hotel o en los alrededores, y empaca de forma adecuada. Los elementos esenciales de tu entrenamiento de viaje pueden incluir:

  • Calzado deportivo
  • Ropa de ejercicio
  • Traje de baño
  • Cuerda de saltar
  • Tubos de resistencia
  • Empuñaduras de mano
  • Auriculares
  • Esterilla de yoga
  • Teléfono inteligente o tableta

Sigue activo en el camino

Ya sea que viajes en auto, tren o avión, los viajes de trabajo pueden obligarte a permanecer sentado por largos períodos de tiempo, lo cual no es bueno para la salud. Para incluir algo de actividad física en tus días de viaje, ponte zapatillas para caminar o para correr. Si viajas en avión y el tiempo lo permite o hay una demora, camina por la terminal del aeropuerto en lugar de sentarte en la puerta. Cuando viajes en tren, camina por los vagones de vez en cuando. Si estás manejando, toma descansos para salir y estirarte.

Si sabes que tienes una escala larga en el aeropuerto, averigua si el aeropuerto tiene un gimnasio y prepara tu equipaje de mano en consecuencia. Ten en cuenta que el equipaje varía y es posible que se apliquen cargos.

Empieza

Cuando llegues a tu destino, establece las pautas de tu viaje haciendo ejercicio de inmediato, aunque sea una caminata rápida para ver los alrededores. Si eso no es posible, programa tiempo para tu próximo entrenamiento y trátalo como una cita importante.

Ten en cuenta estas maneras de hacer ejercicio o estar activo:

  • Camina. Caminar es algo que se puede hacer dentro o fuera de casa, y no requiere equipo. Camina por el aeropuerto, o camina por los pasillos del hotel o del centro de conferencias. Camina a tus reuniones. Usa las escaleras. O sal a caminar al aire libre para ver los parques y senderos locales. Pregunta al personal del hotel sobre los caminos cercanos y seguros para caminar o correr.
  • Utiliza las instalaciones del hotel. Muchos hoteles tienen gimnasios o piscinas, u ofrecen pases de un día a gimnasios locales.
  • Salta la cuerda. Usa una cuerda para saltar en tu habitación o en el gimnasio del hotel.
  • Haz saltos de tijera. Intenta unas cuantas series en tu habitación.
  • Prueba una clase en línea. Si tienes espacio en tu habitación de hotel, usa tu computadora portátil, tableta o teléfono inteligente para encontrar un lugar donde hacer ejercicio y seguir adelante. Si no puedes encontrar espacio en el interior, contempla la posibilidad de hacer ejercicio al aire libre.
  • Usa tubos de resistencia. Estos tubos elásticos, que pueden utilizarse prácticamente en cualquier lugar, ofrecen una resistencia similar al peso cuando se tira de ellos. Úsalos para fortalecer casi cualquier grupo muscular.
  • Aprovecha tu propio peso corporal. Prueba con lagartijas, flexiones de brazos, estocadas y sentadillas.
  • Mójate. Nada en la piscina del hotel.
  • Prueba una nueva actividad. Busca clases y actividades en grupo o reuniones que te interesen y te permitan explorar los alrededores y participar en la cultura local.

Escucha a tu cuerpo.

Si el desfase horario o los cambios de horario te dejan exhausto, haz que tu entrenamiento sea más corto o más ligero de lo normal. Está bien tomarse las cosas con calma de vez en cuando. Debido a que un viaje puede ser perjudicial para el sueño y la alimentación, no siempre es el mejor momento para tratar de aumentar tu nivel de estado físico.

Recuerda, sin embargo, que el ejercicio regular puede ayudar a reducir el estrés y los sentimientos de baja energía, que puede ser justo lo que necesitas para ponerte a trabajar.

Sept. 14, 2019 See more In-depth