Síndrome del nido vacío

¿Te preocupa el síndrome del nido vacío? Averigua cómo el nido vacío puede afectar a los padres, qué puedes hacer para prepararte para la transición y cómo afrontarla.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si tu hijo mayor ya ha crecido y está por irse de la casa, o ya se ha mudado, es posible que sientas una mezcla de emociones. Comprende por qué sucede el síndrome de nido vacío y qué puedes hacer al respecto.

¿Qué es el síndrome del nido vacío?

El síndrome del nido vacío no es un diagnóstico clínico. En cambio, el síndrome del nido vacío es un fenómeno en el que los padres experimentan sentimientos de tristeza y pérdida cuando el último hijo se va de casa.

Aunque puedas animar activamente a tus hijos a ser independientes, la experiencia de dejarlos ir puede ser dolorosa. Puede ser difícil que tus hijos de repente no estén en casa para recibir tu cuidado. Tal vez eches de menos ser parte de la vida diaria de tus hijos, así como la compañía constante.

También puedes preocuparte por la seguridad de tus hijos y si serán capaces de cuidarse a sí mismos. Probablemente tengas que lidiar con la transición si tu último hijo deja el nido un poco antes o después de lo que esperabas. Si solo tienes un solo hijo o te identificas mucho con tu rol de padre o madre, es posible que te resulte muy difícil adaptarte a un nido vacío.

¿Cuál es el impacto del síndrome del nido vacío?

En el pasado, la investigación indicaba que los padres que se enfrentaban al síndrome del nido vacío presentaban un sentido de pérdida profundo que podía hacerlos vulnerables a la depresión, el alcoholismo, la crisis de identidad y los conflictos matrimoniales.

Estudios recientes indican que un nido vacío puede reducir los conflictos familiares y laborales, y puede ofrecerle a los padres muchos otros beneficios. Cuando el último hijo abandona el hogar, los padres tienen una nueva oportunidad para reencontrarse uno con el otro, mejorar la calidad de su matrimonio y reavivar los intereses para los cuales antes no tenían tiempo.

¿Cómo puedo enfrentar el síndrome del nido vacío?

Si experimentas sentimientos de pérdida debido al síndrome del nido vacío, toma medidas. Por ejemplo:

  • Acepta el momento. Evita comparar las actividades o los horarios de tu hijo con tu propia experiencia o expectativas. En cambio, concéntrate en lo que puedes hacer para ayudar a tu hijo a tener éxito cuando salga de casa.
  • Mantente en contacto. Puedes seguir estando cerca de tus hijos incluso si vives separado. Haz un esfuerzo por mantener un contacto regular a través de visitas, llamadas telefónicas, correos electrónicos, mensajes de texto o videollamadas.
  • Busca apoyo. Comparte tus sentimientos con tus seres queridos y amigos cuyos hijos se han ido de casa recientemente. Si te sientes deprimido, consulta con el médico o un proveedor de salud mental.
  • Sé positivo. Pensar en el tiempo y la energía adicionales que puedes tener que dedicar a tu matrimonio o a tus intereses personales después de que tu último hijo se va de casa puede ayudarte a adaptarte a este gran cambio de vida.

¿Puedo evitar el síndrome del nido vacío?

Si tu último hijo está por abandonar el hogar y te preocupa el síndrome del nido vacío, planifica con anticipación. Busca nuevas oportunidades en tu vida personal y profesional. Mantenerte ocupado o aceptar nuevos desafíos en el trabajo o en el hogar puede ayudar a aliviar la sensación de pérdida que podría causar la partida de tu hijo.

April 14, 2020 See more In-depth