Salud bucal: Repaso de los conceptos básicos del cuidado de los dientes

¿Crees que sabes todo respecto de las técnicas para cepillarte los dientes y usar hilo dental? Aprende los conceptos básicos y qué puedes hacer para promover la salud bucal.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Tu sonrisa depende de hábitos de cuidados dentales simples, como cepillarte los dientes y usar hilo dental. Sin embargo, ¿utilizas las técnicas adecuadas? Sigue estos pasos para proteger tu salud bucal.

Cómo cepillarse para mantener la salud bucal

La salud bucal comienza con dientes limpios. Mantener limpia la zona de contacto entre los dientes y las encías puede prevenir enfermedades de las encías, mientras que mantener limpias las superficies de los dientes puede ayudar a prevenir las caries. Considera estos conceptos básicos sobre el cepillado de la Asociación Dental Americana:

  • Cepíllate los dientes dos veces al día. Cuando te cepilles, no te apresures. Tómate tiempo para hacer un trabajo meticuloso.
  • Utiliza el material adecuado. Usa un dentífrico con flúor y un cepillo de dientes con cerdas suaves que se adapte a tu boca de forma cómoda. Considera usar un cepillo de dientes eléctrico o a batería, que pueden reducir más la placa y una forma leve de enfermedad de las encías (gingivitis) en comparación con el cepillado manual. Además, estos dispositivos son útiles si tienes artritis u otros problemas que dificultan hacer un cepillado eficaz.
  • Utiliza la técnica correcta. Sostén el cepillo de dientes con una leve inclinación, orientando las cerdas hacia la zona donde se unen los dientes con las encías. Cepíllate suavemente, con movimientos cortos hacia adelante y hacia atrás. No olvides cepillar las superficies externas, internas y de masticación de los dientes, y también la lengua.
  • Mantén limpio el cepillo. Después de cepillarte, no olvides enjuagar el cepillo de dientes con agua. Guarda el cepillo de dientes en posición vertical y deja que se seque con el aire hasta que vuelvas a usarlo. Trata de separarlo de los otros cepillos de dientes en el mismo portacepillos para evitar la contaminación cruzada. No adquieras el hábito de cubrir los cepillos de dientes o de guardarlos en recipientes cerrados; esto puede favorecer el crecimiento de bacterias, hongos y levaduras.
  • Aprende cuándo reemplazar el cepillo de dientes. Invierte en un cepillo de dientes nuevo o en un cabezal de reemplazo para el cepillo de dientes eléctrico o a batería cada tres o cuatro meses, o antes, si notas que las cerdas están irregulares y desgastadas.

Uso de hilo dental para mejorar la salud bucal

No puedes alcanzar los espacios estrechos entre los dientes y debajo de las encías con un cepillo de dientes. Por eso es importante que uses hilo dental todos los días. Cuando uses hilo dental, haz lo siguiente:

  • No escatimes en hilo dental. Corta aproximadamente 18 pulgadas (46 centímetros) de hilo dental. Enrolla la mayor parte del hilo alrededor del dedo mayor en una mano y haz lo mismo con la otra mano con el resto del hilo. Sostén el hilo firmemente entre los pulgares y los índices.
  • Hazlo con suavidad. Pasa el hilo entre los dientes con un movimiento de frotación. No lo frotes sobre las encías. Cuando el hilo llegue a la encía, debe rodear un diente mientras frotes.
  • Es un diente por vez. Pasa el hilo por el espacio entre la encía y el diente. Frotas suavemente el costado del diente moviendo el hilo hacia arriba y hacia abajo. Desenrolla más hilo a medida que avances hacia el resto de los dientes.
  • No te detengas. Si te resulta difícil manipular el hilo, usa un limpiador interdental, como una pinza dental, un portahilo dental precargado, cepillos diminutos que lleguen al espacio entre los dientes, un irrigador bucal o un removedor de placas de madera o de silicona.

Siempre y cuando realices una limpieza meticulosa, no importa si primero te cepillas o usas hilo dental.

Otros consejos para el cuidado de la salud bucal

Además de cepillarte los dientes y de usar hilo dental todos los días, considera utilizar un enjuague bucal con flúor para promover la salud bucal.

Además, resiste la tentación de usar palillos u otros objetos que pueden lastimar las encías y permitir el ingreso de bacterias.

Cuándo ir a una consulta con el dentista

Para prevenir las enfermedades de las encías y otros problemas de salud bucal, programa exámenes y limpiezas dentales regulares. Mientras tanto, comunícate con el dentista si observas signos o síntomas que podrían indicar problemas de salud bucal, por ejemplo:

  • Encías enrojecidas, sensibles o hinchadas
  • Encías que sangran cuando te cepillas los dientes o usas hilo dental
  • Encías que comienzan a separarse de los dientes
  • Dientes permanentes flojos
  • Cambios en la alineación de los dientes superiores con los inferiores
  • Sensibilidad inusual al calor y al frío
  • Mal aliento constante o sabor extraño en la boca
  • Cambios en el ajuste de las dentaduras postizas completas o parciales
  • Dificultad para tragar
  • Úlceras o llagas en la boca que no sanan

Recuerda que la detección y el tratamiento tempranos de los problemas en las encías, en los dientes y en la boca pueden ayudar a garantizar una buena salud bucal durante toda la vida.

June 13, 2018 See more In-depth