Siente más alegría trayendo conciencia, gratitud y diversión a tu día. Prueba estas cinco prácticas para aumentar tu felicidad.

By Charlene M. Martin Lillie

Puede parecer difícil de creer, pero hay mucha verdad detrás de la idea de que la felicidad es una elección. A pesar de que la genética y las circunstancias de la vida desempeñan un papel en tu nivel de felicidad, tienes control sobre gran parte de ella. No es realista, por supuesto, chasquear los dedos y decidir ser feliz. Pero si traes conciencia, gratitud e incluso frivolidad a tu día, probablemente te sentirás más feliz. Entonces, ¿cómo puedes hacer eso?

Prueba estas cinco maneras para aumentar tu nivel de felicidad:

  1. Reconéctate con lo que te trae alegría. Desde lanzar una pelota de béisbol hasta tomar clases de arte, todos tienen actividades que solían disfrutar. Tal vez una agenda ocupada o un cuerpo envejecido te alejó del hábito o te hizo sentir que debías dejarlo. Independientemente de la razón por la que lo abandonaste, vuelva a probar esas divertidas actividades. Reconectarte con lo que te gusta hacer es una forma sencilla de aumentar tu alegría.
  2. Ponte en sintonía. ¿Alguna vez ha estado tan involucrado en algo que el tiempo parece haberse detenido y tus preocupaciones parecen desaparecer? Esto se llama estar en un estado de fluidez. Es un estado de concentración total en la tarea en cuestión, y puede aumentar tu felicidad. Tocar un instrumento musical y perderte en un buen libro son ejemplos de cómo puedes entrar en sintonía.
  3. Encuentra la novedad en la vida cotidiana. El cerebro se siente atraído por cosas nuevas o novedosas. Cuando prestas atención a algo nuevo, te concentras en el momento presente, que puede aumentar los sentimientos de felicidad. Activa el cerebro encontrando algo nuevo o viendo algo de una manera nueva. No tienes que hacer un salto de bungee desde la Torre Eiffel. Comienza con algo pequeño, como recostarte en la hierba y mirar las nubes. Aunque las nubes y la hierba no son nuevas, cada nube es diferente, y seamos honestos, ¿cuándo fue la última vez que hiciste esto?
  4. Ponte en primer lugar. Siempre habrá algo que "deberías" estar haciendo. Esa lista de tareas pendientes nunca terminará. Depende de ti encontrar el equilibrio. Si llevas un calendario, agrega algo al menos una vez a la semana que sea solo para ti. Hazle saber a tu familia que esto es una prioridad, de modo que no te arriesgues a cancelar en cuanto surja otra cosa.
  5. Sumérgete en la naturaleza. Pasar tiempo en la naturaleza puede reducir el estrés y aumentar los sentimientos de vitalidad, asombro, gratitud y compasión. El mundo natural ayuda a recordar a las personas que no son más que pequeños seres en este planeta y les da un mayor sentido del conjunto. La naturaleza nutre y restaura. Es uno de los mayores recursos para la felicidad.
  1. Haz una lista de actividades que solías disfrutar pero que has abandonado en los últimos años. Elige uno con el que reconectarte y dedícale al menos dos semanas. Ve si esta actividad te hace más feliz y considera hacer tiempo para ella nuevamente.
  2. Pasa por lo menos 10 minutos al día afuera. Préstale atención a los árboles, el césped, el agua, la brisa o cualquier otra cosa que te rodee.
  3. Considera las cosas que te han hecho feliz e infeliz en el pasado. Haz una lista y deja que te ayude a guiar tu camino hacia la felicidad.
June 20, 2019