Russ y Kathy Van Cleve

Invertir en la humanidad

Escrito por el personal de Mayo Clinic

“Somos testigos de que Mayo Clinic se está convirtiendo en el centro mundial de la medicina regenerativa”, comenta Russ Van Cleve. Su esposa Kathy coincide: “Nos da mucha alegría ver que nuestras donaciones ayudan a otras personas”.

Como líderes empresariales, Russ y Kathy Van Cleve conocen la importancia de la administración del tiempo. Como pacientes, valoran el Mayo Clinic Model of Care (Modelo de Atención de Mayo Clinic). Como filántropos, quieren obtener los mayores beneficios para el mayor número de personas.

En las reuniones con los líderes de Mayo, supieron de la existencia de un área emergente de prioridad, que tiene el potencial de que las enfermedades cardíacas (la principal causa de muerte de hombres y mujeres en todo el mundo) pasen del "tratamiento" a la "cura".

En 2014, crearon Van Cleve Cardiac Regenerative Medicine Program (Programa de Medicina Regenerativa Cardíaca Van Cleve) con la visión audaz, como describe Russ, de que Mayo Clinic se convirtiera en "el centro de medicina regenerativa del mundo".

Russ reflexiona: "A medida que repasábamos la gran cantidad de organizaciones de caridad a las que habíamos apoyado durante años, supimos que estábamos ayudando a personas y familias. Y luego nos empezamos a preguntar, ¿cómo podemos obtener los mayores beneficios para el mayor número de personas?' "

Analizar esta pregunta los ayudó a centrarse en Mayo Clinic. "Escuchamos al Dr. Andre Terzic describir su visión sobre la regeneración cardíaca en varios eventos de Mayo", dice Kathy, "y cuanto más aprendíamos, más nos entusiasmábamos".

Aprovechar la capacidad del cuerpo de curarse solo

Andre Terzic, M. D., Ph. D.

La medicina regenerativa cardíaca es una iniciativa cuya premisa es refinada en su simplicidad y profunda en su impacto. "Nuestro equipo aprovecha la capacidad del cuerpo de curarse solo", dice el doctor en medicina Andre Terzic, director "Michael S. and Mary Sue Shannon Family" ("Familia de Michael S. y Mary Sue Shannon") del Center for Regenerative Medicine (Centro de Medicina Regenerativa) de Mayo Clinic. "Si alguna vez te cortaste el dedo con un papel o te raspaste la rodilla al caerte de la bicicleta, has experimentado este fenómeno de autocuración, iniciado por la propia capacidad del cuerpo de renovarse y mantener sanos nuestros tejidos y órganos. Estamos aplicando el mismo principio con las enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte entre hombres y mujeres en todo el mundo".

Existen herramientas, tanto naturales como diseñadas, que ayudan a reparar el músculo cardíaco dañado.

"Mayo Clinic desarrolló un método de vanguardia para reforzar la capacidad de las propias células madre de una persona de reparar el músculo cardíaco", explica el doctor en medicina Atta Behfar, quien dirige el programa Van Cleve Cardiac Regenerative Medicine Program. "A medida que la tecnología evoluciona, vemos el potencial de utilizar recursos no cardíacos para regenerar el tejido cardíaco. Entre estos recursos, podemos encontrar factores de crecimiento y otros productos generados por el cuerpo. Durante este último tiempo, planificamos caracterizar y fabricar estos productos y servicios para individualizar el tratamiento de los pacientes cardíacos".

El apoyo de los Van Cleve llega en un "momento crítico", dice el Dr. Terzic, director "Marriott Family" ("Familia Marriot") del centro Comprehensive Cardiac Regenerative Medicine (Medicina Regenerativa Cardíaca Integral) y catedrático "Marriott Family" de Investigaciones Cardiovasculares. "Estamos aprovechando un impulso de resultados positivos, a medida que trabajamos para que el horizonte médico pase del 'tratamiento' a la 'cura'".

La administración del tiempo también era importante para los Van Cleve. Como emprendedores y líderes empresariales, ello saben cómo hacer que una empresa crezca desde su concepción hasta la realidad. Provenientes de familias que valoraban la ética del trabajo arduo, Russ comenzó su carrera en entidades bancarias y Kathy comenzó la suya en el área de las inversiones en bienes raíces. Juntos, crearon una exitosa empresa privada de construcción de viviendas y desarrollo de tierras en Newport Beach, California.

"Russ y Kathy Van Cleve son excelentes benefactores que crean junto a nosotros", dice el Dr. John H. Noseworthy, presidente y director ejecutivo emérito de Mayo Clinic. "En nuestra cultura, hablamos a menudo de la colaboración entre médicos, educadores e investigadores en distintas especialidades. Sabemos, a partir de los datos y la experiencia, que este modelo produce excelentes resultados. El trabajo en equipo entre los benefactores y Mayo Clinic es igualmente importante. Con su experiencia y pasión, los Van Cleve colaboran con nosotros. Juntos, podemos lograr increíbles resultados".

A medida que avanzaban las conversaciones con el equipo de medicina regenerativa cardíaca, Russ y Kathy revisaban el plan de negocios del programa. Su objetivo era desarrollar un plan cuyo principio comercial coincidiera con la visión científica.

"Los Van Cleves hicieron preguntas difíciles; las preguntas que hay que hacer", dice el Dr. Michael Camilleri, decano ejecutivo de Desarrollo y catedrático Atherton and Winifred W. Bean, al describir un diálogo con intercambio de ideas que duró varios meses. "Los colegas de Mayo se involucraron profundamente y brindaron las respuestas. Durante el proceso, todas las partes estuvieron comprometidas a desarrollar el mejor producto".

Russ señala: "Estamos complacidos con el resultado. Mayo ha sido muy comunicativa. Es un placer reunirse con el personal y conocerlo, recorrer los laboratorios y aprender sobre los hitos que se han logrado y aquellos que están por venir".

La gratitud inspira generosidad

En Mayo Clinic, los Van Cleve son reconocidos como filántropos, aunque también se los atiende como pacientes.

En 2006, Russ (quien siempre había sido sano y fuerte) empezó a presentar síntomas preocupantes, que nadie podía diagnosticar.

"El jefe de personal del hospital local nos dijo que debíamos ir a un hospital docente", recuerda.

Kathy, gracias a sus raíces en Minnesota, conocía Mayo Clinic. Varias décadas atrás, su padre había dictado clases de liderazgo del programa Dale Carnegie en el cercano Kahler Hotel.

Russ fue examinado por un gastroenterólogo, el Dr. Kenneth K. Wang, y sus colegas. El diagnóstico fue cáncer de esófago, recuerda Russ, "pero en Mayo lo detectaron a tiempo, entonces me pudieron hacer un tratamiento nuevo".

El Dr. Wang apunta: "Russ fue uno de nuestros primeros pacientes en someterse a una resección endoscópica, que preserva el esófago y mantiene la calidad de vida del paciente".

Desde entonces, el procedimiento se ha convertido en el estándar de atención médica para los pacientes con esta enfermedad. Russ y Kathy siguen recibiendo atención médica en Mayo Clinic.

"Hemos derivado a muchos amigos a Mayo, y vuelven asombrados", dice Kathy. "Mayo Clinic ofrece atención médica de primer nivel, altamente coordinada y en el marco de una cultura de amabilidad".

Su agradecimiento al Dr. Wang llevó a los Van Cleve a crear un profesorado patrocinado, además del fondo Russ and Kathy Van Cleve Endowed Fund in Gastroenterology Research Honoring Kenneth K. Wang, M.D. (Fondo de Donaciones para la Investigación en Gastroenterología Russ and Kathy Van Cleve en honor al Dr. Kenneth K. Wang).

Al expresar gratitud al Dr. Wang y brindar su apoyo a la medicina regenerativa cardíaca, Russ y Kathy se centran en el presente y planifican el futuro.

"Mucha gente piensa en hacer donaciones de caridad en sus testamentos", dice Russ. "Eso está bien, y yo también lo haré. Sin embargo, también alentaría a las personas que desean ayudar a los demás a que empiecen ahora, cualquiera sea la cantidad. No se pierdan la emoción de sumarse a una gran causa mientras pueden disfrutarlo".

Russ y Kathy no temen soñar en grande.

"Imaginamos que Mayo Clinic se convertirá en el centro de medicina regenerativa del mundo", dice Russ. Kathy asiente: "Nos alegra tanto ver cómo nuestras donaciones ayudan a los demás".

Gracias a ti, Mayo Clinic busca las primeras curas para las enfermedades más devastadoras. Dona hoy.