El emoji demuestra ser efectivo para monitorear la salud de los pacientes con cáncer

Los investigadores de Mayo Clinic usan emoji para determinar cómo los pacientes con cáncer están manejando el tratamiento.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La vida es complicada; un diagnóstico de cáncer agrava esa complicación. Cuando los médicos encuentran maneras de ayudar a aliviar las complejidades del tratamiento de un paciente, es una victoria.

Los investigadores de Mayo Clinic recientemente usaron emojis para ayudar a los pacientes a medir su bienestar general durante el tratamiento. El estudio utilizó dos escalas, una escala del estado de ánimo y una escala ordinal, con un total de 10 emojis diferentes. Las expresiones de los emojis, que van desde caras sonrientes hasta fruncir el ceño, ayudan a los pacientes a expresar su estado de ánimo actual.

"La medicina se ha vuelto tan complicada", dice Carrie A. Thompson, M.D., hematóloga y autora principal del estudio. "Así que es bueno tener algo simple que rompa las barreras de la comunicación, la alfabetización de la salud, el lenguaje, todos conocemos los emojis. Todos sabemos qué emociones reflejan varias caras".

La investigación para determinar cómo un paciente estaba administrando el tratamiento mediante el uso de emojis incluía formas en que los médicos podían realizar un seguimiento del progreso de los pacientes mediante el uso de aplicaciones en teléfonos o relojes. Si bien se necesita más investigación para validar estos hallazgos, la posibilidad de utilizar esta tecnología para mejorar la atención futura del paciente es prometedora.

"Si podemos demostrar que los emojis simples son mediciones válidas y confiables del bienestar del paciente, podrían transformar la manera en que se realizan las evaluaciones del bienestar del paciente", dice la Dra. Thompson.

La filantropía alimenta la misión de Mayo Clinic. Los benefactores visionarios son los catalizadores esenciales detrás de nuestra innovadora atención de pacientes, nuestra investigación médica de vanguardia y nuestros programas educativos de clase mundial.