La inteligencia artificial se vuelve realidad

Concentrar el poder de Watson de IBM en ayudar a los pacientes

Escrito por el personal de Mayo Clinic

"Mayo Clinic incorpora la computación cognitiva porque nos damos cuenta de que esta tecnología es transformadora y necesaria para la evolución continua de la prestación de servicios cardíacos", dice el dr. Nicholas F. LaRusso.

Pregúntale a la gente lo que saben sobre Watson, el sistema de computación cognitiva de IBM, y muchos podrían responder: "¿No derrotó a esos concursantes estrella de Jeopardy hace unos años?"

La respuesta es sí, sin duda alguna, los campeones de Jeopardy, Ken Jennings y Brad Rutter, sufrieron una derrota que les dañó el ego en 2011.

¿Y cómo lo hizo Watson? ¿Y cómo puede esta tecnología mejorar la atención médica?

Watson es inteligencia artificial en acción. Imita la forma en que los seres humanos observan, interpretan, evalúan y toman decisiones basadas en datos. Debido a que puede leer el lenguaje cotidiano, Watson puede digerir y comprender grandes cantidades de información de libros, artículos, páginas web y otras fuentes fácilmente disponibles en un solo día. Es importante destacar que cuanto más aprende Watson, más maduran y mejoran sus habilidades de toma de decisiones.

Esta capacidad dio lugar a una gran idea en Mayo Clinic: ¿Qué pasaría si Watson formara parte del equipo clínico?

A través de una colaboración piloto con IBM, los investigadores de Mayo lo están averiguando. Este estudio de prueba de concepto aplica una versión personalizada de Watson para buscar más rápidamente la compatibilidad de pacientes con ensayos clínicos apropiados, comenzando con el cáncer.

"En un área como el cáncer, donde el tiempo es esencial, la rapidez y la precisión que ofrece Watson nos permitirán desarrollar un plan de tratamiento individualizado de manera más eficaz, de modo que podamos brindar exactamente la atención que el paciente necesita", dice Steven R. Alberts, M.D., presidente de Medical Oncology (Oncología Médica) del Cancer Center (Centro Oncológico) de Mayo Clinic.

Los ensayos clínicos proporcionan a los pacientes acceso a tratamientos nuevos y emergentes, pero la inscripción de participantes es una de las partes más difíciles de la investigación. El proceso estándar es manual, con coordinadores clínicos que ordenan las historias clínicas y las afecciones de los pacientes, tratando de buscar la compatibilidad de los pacientes con los requisitos de un protocolo de estudio determinado.

El alto volumen de estudios complica aún más las cosas. En cualquier momento dado, Mayo Clinic lleva a cabo más de 8,000 estudios en humanos, además de los 170,000 que se están llevando a cabo en todo el mundo.

Lo que mejor hace Watson es agilizar y dar sentido a los grandes datos como estos. Si el piloto tiene éxito, podría desatascar el cuello de botella de inscripciones en Mayo y en otros lugares. A pesar de los esfuerzos de Mayo Clinic, solo el 5 por ciento de sus pacientes participa en estudios. A nivel nacional, la tasa es aún más baja, del 3 por ciento. A través de iniciativas como la de Watson, Mayo espera duplicar la cantidad de pacientes a los que puede ayudar a través de ensayos clínicos.

"Mayo Clinic está adoptando la computación cognitiva porque nos damos cuenta de que esta tecnología es transformadora y necesaria para la evolución continua de la prestación de servicios de atención médica", dice Nicholas F. LaRusso, M.D., gastroenterólogo de Mayo Clinic, líder del proyecto para la colaboración Watson entre Mayo-IBM y profesor de Charles H. Weinman. "Solo en este piloto, el uso de Watson permitirá a los equipos clínicos y de investigación de Mayo dedicar más tiempo a las necesidades del paciente que al laborioso proceso de adaptar los requisitos de elegibilidad a la situación de cada paciente".

Tu generosidad alimenta enfoques innovadores para el cuidado de los pacientes. Dona hoy.