Excelencia en su máxima expresión

Los mayores triunfos de Mary Sue Coleman, Ph.D., miembro del Consejo Directivo de Mayo Clinic, no provienen de su currículum personal, sino de la influencia que se ha ganado a través de su enfoque "implacablemente placentero".

Escrito por el personal de Mayo Clinic

El Consejo Directivo de Mayo Clinic dio la bienvenida a Mary Sue Coleman, Ph.D., en 2014. Es presidenta emérita de la Universidad de Michigan. Time la nombró una de las "10 mejores presidentas universitarias" del país, y el American Council on Education (Consejo Estadounidense de Educación) la honró con el premio Lifetime Achievement Award.

El estilo tranquilo y consistente de la Dra. Coleman como presidente de la University of Iowa (Universidad de Iowa) durante siete años y la University of Michigan (Universidad de Michigan) durante 12 años más tuvo éxito debido a su filosofía de positividad. Ha guiado sus actividades profesionales a través de décadas de agitación y triunfo.

"Siempre me impongo un nivel alto y, dondequiera que esté, quiero asegurarme de lograr lo que me propuse lograr", dice la Dra. Coleman. "Y creo que lo he hecho".

Los éxitos ciertamente se han acumulado, y la filosofía de la Dra. Coleman tocó una fibra con nada menos que con la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, quien, en su bestseller de 2013 Lean In (Vayamos adelante), felicitó a la Dra. Coleman por su enfoque de ser implacablemente agradable.

En la búsqueda y el logro de la excelencia, no es de extrañar que la Dra. Coleman sea muy respetada y que se integre a la perfección en el Mayo Clinic Board of Trustees (Consejo Directivo de Mayo Clinic), en donde presta servicios desde 2014. Comenzando su carrera como bioquímica, la experiencia de la Dra. Coleman en los campos de colaboración de la educación y la ciencia proporciona una perspectiva única a los administradores sobre el liderazgo de servicio. Cuando recibe elogios, la Dra. Coleman le da crédito a los equipos de personas con quienes trabajó, reconociendo que la diversidad de pensamientos y experiencias ha dado forma a quién es ella y al mundo que la rodea.

Aprender de Joven

La Dra. Coleman nació en Kentucky y de pequeño vivió en Georgia. Su padre era profesor de química en la década de 1950 y su madre era maestra de primaria. En ese momento, la legislatura del estado de Georgia consideró cerrar las escuelas públicas en lugar de integrarlas.

"Mi padre y mi madre estaban tan horrorizados ante la idea de que los legisladores hicieran eso, que trasladaron a la familia", dice la Dra. Coleman.

Su familia se mudó a Iowa. La población no era muy diversa en términos de composición racial, y había pocas preocupaciones acerca de impedir que los niños realizaran actividades educativas en función del color de su piel. La reubicación de su familia se convirtió en la base de los esfuerzos de la Dra. Coleman para defender la diversidad durante el resto de su carrera en la educación superior y posterior.

"Desde que era una niña, la importancia de la diversidad se grabó en mi mente. No podemos existir como sociedad a menos que estemos dispuestos a encontrar un lugar para personas de diferentes orígenes", dice la Dra. Coleman. "Es extraordinariamente importante, y he tratado de vivir eso toda mi vida".

Uno de sus mayores desafíos no llegó en un campus universitario, sino a través de las urnas. Después de ganar en la Corte Suprema de los Estados Unidos sobre la constitucionalidad de la acción afirmativa, los votantes de Michigan decidieron prohibir las políticas de admisión de acción afirmativa en las universidades públicas del estado, lo que provocó la disminución de la matrícula de estudiantes negros e hispanos.

La Dra. Coleman califica la decisión de decepción porque la Universidad de Michigan había defendido la diversidad en los años previos al voto y la decisión.

"La universidad creía que era profundamente importante crear un ambiente de aprendizaje diverso que fuera bueno para todos los estudiantes, no solo para los estudiantes que habían estado subrepresentados en el pasado", dice la Dra. Coleman. "Sentíamos que era fundamental que las universidades pudieran elaborar sus políticas de admisión teniendo en cuenta la raza y el origen étnico, así como otros atributos, utilizando un enfoque holístico en la evaluación de los estudiantes para la admisión".

Excelencia en la educación

Reconocer la importancia de la diversidad cultural no es el único principio que guía a la Dra. Coleman. Surge el deseo de rastrear su ascendencia y la importancia de la educación. Su abuelo paterno abandonó su estilo de vida como agricultor para convertirse en el primero de su familia en ir a la universidad, marcando el camino para que las siguientes generaciones construyeran una vida mejor. Es un privilegio para la Dra. Coleman brindar oportunidades similares a la próxima generación de estudiantes.

"El beneficio social que emana de educar a un estudiante que es la primera generación en su familia que asiste a la universidad se multiplica en las generaciones futuras", afirma la Dra. Coleman. "Tiene un poder enorme. El conocimiento sale del campus y llega al mundo".

Tras jubilarse como rectora de la University of Michigan (Universidad de Michigan), actualmente la Dra. Coleman desempeña el cargo de presidenta de la Association of American Universities (Asociación de Universidades Estadounidenses) en una época en la que los fondos se ven amenazados y la desorganización es moneda corriente en la educación superior. La asociación está conformada por 62 instituciones que se distinguen por su excelencia en la investigación, uno de los muchos puntos en común que la Dra. Coleman nota entre su trabajo profesional y su papel como miembro del Consejo Directivo de Mayo Clinic.

"En mi carrera profesional en la educación superior, como miembro de un cuerpo docente y como científica, y luego al pasar al sector administrativo, sentía que mi mayor logro era enfocarme en la experiencia que tenían los estudiantes. Nos seguimos enfocando en los estudiantes por las mismas razones por las que Mayo Clinic se centra en los pacientes. La prioridad siempre deben ser sus necesidades".

Importancia del equipo

El mantra de la Dra. Coleman de que se puede lograr un cambio positivo cuando se reúne a los mejores y más brillantes ha fortalecido aún más su creencia en el valor de la excelencia de Mayo Clinic.

"Se pueden lograr los mejores resultados y un servicios de mayor calidad a través del esfuerzo dedicado de cada integrante del equipo", sostiene la Dra. Coleman.

La Dra. Coleman ve las huellas de esta estrategia en Mayo Clinic. "Cuando te enfrentas a un desafío, rodéate de tu equipo", afirma la Dra. Coleman. "Es muy similar a cómo Mayo Clinic rodea al paciente con los mejores expertos del mundo para tratar su enfermedad compleja. Eso es lo que intentamos hacer para la educación superior en las universidades de Iowa y Michigan".

Cuando se produjo la Gran Recesión en 2007, esa filosofía protegió a la Universidad de Michigan en tiempos difíciles. La Dra. Coleman reunió a un equipo con una visión audaz para inspirar la generosidad de los amigos filantrópicos de la universidad para abordar la disminución del apoyo estatal. El plan permitiría a los estudiantes regresar al campus con solo un aumento de matrícula mínimo, a pesar de los flujos de fondos tradicionales se estaban agotando. El éxito fue notable.

Justo cuando la recesión comenzaba a disminuir en 2009, la revista Time reconoció a la Dra. Coleman dentro de los "10 mejores presidentes universitarios" del país. A pesar de un inmenso desafío financiero, la universidad había realizado una campaña histórica de recaudación de fondos al tiempo que elevaba su perfil como una de las principales instituciones de investigación del país.

"La filantropía hizo posible que los estudiantes siguieran asistiendo a la Universidad de Michigan", dice la Dra. Coleman. "El mismo principio existe en Mayo cuando buscamos la excelencia en la atención médica. Todo el increíble trabajo de diagnóstico y los tratamientos proporcionados no se pueden realizar sin la generosidad de los benefactores que ayudan a tomar las maravillas médicas de Mayo y ponerlas a disposición del mundo".

La actitud incansablemente agradable y el optimismo determinado de la Dra. Coleman empujan a Mayo Clinic hacia el futuro, haciendo frente a los desafíos que se presentan en un complejo entorno de atención médica.

"Quiero asociarme con organizaciones reconocidas por su capacidad para cambiar, para ser dinámicas, para estar a la vanguardia", sostiene la Dra. Coleman. "Todas esas son características que vi en Iowa, en Michigan y que veo en Mayo Clinic".

La filantropía alimenta la misión de Mayo Clinic. Los benefactores visionarios son los catalizadores esenciales detrás de nuestra innovadora atención de pacientes, nuestra investigación médica de vanguardia y nuestros programas educativos de clase mundial.

Estamos resolviendo los desafíos médicos más serios y complejos del mundo, un paciente por vez. Apoye los esfuerzos de Mayo Clinic hoy mismo.