La degeneración macular húmeda no afecta la visión periférica, pero puede causar una pérdida significativa de la visión central.

La degeneración macular relacionada con la edad es una enfermedad ocular crónica que afecta la parte de la retina responsable de la visión central (la mácula). Esta enfermedad es una de las causas más comunes de pérdida de la visión en los adultos mayores. La degeneración macular suele provocar una visión borrosa o distorsionada, o un punto ciego en el centro del campo visual. No afecta la visión lateral (periférica).

La degeneración macular húmeda es uno de los dos tipos de degeneración macular relacionada con la edad. El otro tipo, degeneración macular seca, es más común y menos grave. La de tipo húmedo, que afecta solo a un 10 a 15 % de las personas con degeneración macular, siempre comienza como la de tipo seco.

La pérdida de la visión por degeneración macular húmeda puede tener estas causas:

  • Crecimiento anormal de los vasos sanguíneos. Algunas veces, crecen vasos sanguíneos anormales nuevos desde abajo y hacia el interior de la mácula. Estos vasos sanguíneos pueden liberar líquido o sangre, lo que interfiere en la función de la retina.
  • Acumulación de líquido en la parte posterior del ojo. Cuando se filtra líquido debajo de la retina, este se puede acumular y causar una protuberancia en la mácula.

Consulta con un oftalmólogo con regularidad y lo antes posible si notas cualquier cambio en la visión. La degeneración macular húmeda relacionada con la edad puede aparecer repentinamente y progresar rápidamente. El tratamiento puede ayudar a retardar la pérdida de la visión y a preservar la independencia.

July 29, 2021