Vivir mejor con la pérdida de la visión

La rehabilitación de la baja visión puede proporcionarte estrategias y tecnología para vivir una vida plena, incluso con visión reducida.

Vivir con pérdida de la visión no es fácil para nadie. Sin embargo, es importante saber que todavía puedes vivir de manera relativamente independiente. Un especialista o un programa de rehabilitación de baja visión, además de una variedad de técnicas y dispositivos de adaptación, pueden ayudarte a satisfacer muchas de tus necesidades funcionales y a aprovechar al máximo la visión que te queda.

Rehabilitación de la poca visión

La rehabilitación de la visión no puede restaurarte la visión, pero puede darte seguridad en ti mismo y permitirte mantener una mayor independencia. Una parte clave de la rehabilitación de la visión es volver a aprender a hacer tareas básicas, desde usar el teléfono hasta hacer que tu casa sea más segura. La rehabilitación de la poca visión puede ayudarte con estrategias para lo siguiente:

  • Vida independiente, como modificar la forma de cocinar, manejar tu dinero y trasladarte de un lugar a otro
  • Modificar tu casa para que sea más segura y fácil de recorrer
  • Uso de tecnología de asistencia o adaptación, como lupas y dispositivos de audio

Pídele al médico que te remita a un especialista en rehabilitación de la visión que pueda ayudarte a adquirir habilidades que te permitan continuar participando en las actividades diarias.

Tecnología adaptativa

Un especialista en rehabilitación de baja visión podría conversar contigo sobre la tecnología adaptativa. Esta tecnología ayuda a satisfacer tus necesidades o metas específicas a pesar de tu visión reducida. No toda la tecnología o los dispositivos serán adecuados para todas las personas, y es posible que necesites más de un dispositivo. El especialista te ayudará a encontrar lo que mejor se adapte a tus necesidades.

Entre los ejemplos de tecnología adaptativa, se incluyen los siguientes:

  • Lupas. Las lupas pueden ayudarte con la lectura y otras tareas que se hacen de cerca. Este tipo de dispositivo incluye lentes de aumento de mano o de pie, o lentes de aumento que se usan como si fueran anteojos. También se puede utilizar un sistema de circuito cerrado de televisión que consta de una cámara de video para ampliar el material de lectura y proyectarlo en una pantalla.
  • Configuración de la pantalla de la computadora o del dispositivo y sistemas de audio. Ajusta el tamaño de la letra en la configuración de la computadora o del dispositivo. Además, ajusta el contraste de la pantalla para que sea mayor. También puedes agregar a la computadora sistemas de salida de voz u otras tecnologías.
  • Ayudas electrónicas de lectura e interfaz de voz. Prueba con libros en letra grande, computadoras tableta, dispositivos de texto a voz y audiolibros. Algunas aplicaciones para tabletas y teléfonos inteligentes están diseñadas para ayudar a las personas con baja visión, y muchos de estos dispositivos ahora disponen de una función de reconocimiento de voz.
  • Aparatos hechos para la baja visión. Algunos relojes, radios, teléfonos y otros aparatos tienen números muy grandes o hablan. Es posible que te resulte más fácil ver en un televisor que tenga una pantalla de alta definición más grande. Los nuevos modelos de televisores vienen con menús y guías accesibles en audio. Algunos programas de televisión también vienen con descripciones de audio: descripciones cortas de escenas clave o acciones para que el espectador tenga un contexto más amplio.
July 29, 2021 See more In-depth