Tengo degeneración macular seca y recientemente mi visión empeoró. ¿Podría tratarse de degeneración macular húmeda?

Si has experimentado algún cambio en tu visión, consulta al oftalmólogo inmediatamente. Los síntomas de la degeneración macular húmeda suelen aparecer repentinamente y empeoran rápidamente, con un aumento de la pérdida de la visión en tan solo unos días o semanas. Los síntomas pueden presentarse en uno o ambos ojos.

Por lo general estos son los primeros síntomas de la degeneración macular húmeda:

  • Distorsiones visuales, como líneas rectas que parecen dobladas
  • Un punto borroso o un punto ciego bien definido en el campo de visión

Los síntomas también pueden incluir los siguientes:

  • Reducción de la visión central en uno o ambos ojos
  • Disminución de la visión de los colores
  • Inicio abrupto y empeoramiento rápido de los síntomas

Con pérdida severa de la visión, algunas personas también pueden experimentar alucinaciones visuales (síndrome de Charles Bonnet). Por ejemplo, puedes “ver” colores, formas, personas, lugares u objetos detallados que realmente no están ahí. Esto se debe a que, aunque el cerebro ya no recibe señales visuales de los ojos, puede tratar de llenar los espacios en blanco. Estas alucinaciones visuales generalmente dejan de ocurrir en uno o dos años.

La degeneración macular no afecta la visión lateral (periférica), por lo que por sí sola no causa ceguera total. Pero la pérdida de la visión central clara, fundamental para las tareas rutinarias como leer, conducir, preparar la comida y hacer cualquier tipo de trabajo detallado, puede afectar enormemente tu vida. El tratamiento puede ayudar a retrasar la progresión de la pérdida de la visión, así que informa a tu oftalmólogo de cualquier cambio en la visión tan pronto como sea posible. Además del tratamiento médico, la rehabilitación de la baja visión puede ayudarte a encontrar maneras de usar la visión que te queda.

With

Alaina L. Softing Hataye, O.D.

May 05, 2020 See more Expert Answers