Descripción general

La fibrilación ventricular es un tipo de ritmo cardíaco anormal (arritmia). Durante la fibrilación ventricular, las señales cardíacas desorganizadas hacen que las cámaras cardíacas inferiores (ventrículos) se contraigan (tiemblen) inútilmente. Como resultado, el corazón no bombea sangre al resto del cuerpo.

La fibrilación ventricular es una emergencia que requiere atención médica inmediata. Es la causa más frecuente de muerte cardíaca súbita.

El tratamiento de emergencia para la fibrilación ventricular comprende la reanimación cardiopulmonar (RCP) y descargas eléctricas al corazón con un dispositivo llamado desfibrilador externo automático. Se pueden recomendar medicamentos, dispositivos implantados o cirugía para prevenir episodios de fibrilación ventricular.

Síntomas

El colapso y la pérdida del conocimiento es el síntoma más común de fibrilación ventricular.

Signos y síntomas de advertencia

Antes del episodio de fibrilación ventricular, puedes tener signos y síntomas de latidos cardíacos anormalmente rápidos o erráticos (arritmia). Estos signos de advertencia pueden incluir:

  • Dolor en el pecho
  • Ritmo cardíaco acelerado (taquicardia)
  • Mareos
  • Náuseas
  • Falta de aire

Cuándo consultar al médico

Pide una cita con un médico del corazón (cardiólogo) si tienes un latido inexplicable, rápido o fuerte.

Busca atención médica de urgencia inmediatamente si crees que tienes un ataque cardíaco. Toma estas medidas:

  • Llama al 911 o al número de emergencia local.
  • Si la persona está inconsciente, verifica si tiene pulso.
  • Si no hay pulso, inicia la reanimación cardiopulmonar para ayudar a que la sangre fluya por el cuerpo hasta que esté disponible un desfibrilador externo automático (DEA). La Asociación Americana del Corazón recomienda la reanimación cardiopulmonar, RCP. Presiona rápido y con fuerza el pecho de la persona, a un ritmo de alrededor de 100 a 120 compresiones por minuto. No es necesario controlar las vías respiratorias de la persona ni darle respiración boca a boca a menos que estés entrenado en reanimación cardiopulmonar. Cualquier persona puede hacer esto hasta que llegue la ayuda médica de emergencia.
  • Usa un DEA tan pronto como esté disponible. Administra una descarga siguiendo las indicaciones del aparato.

Causas

Para comprender cómo ocurre la fibrilación ventricular, te puede ser útil saber cómo late el corazón normalmente.

Latidos cardíacos normales

El corazón está formado por cuatro cavidades: dos cavidades superiores (aurículas) y dos cavidades inferiores (ventrículos).

El ritmo cardíaco normalmente se controla con un marcapasos natural (nódulo sinusal) ubicado en la aurícula derecha. El nódulo sinusal envía señales eléctricas que normalmente inician cada latido del corazón. Estas señales eléctricas atraviesan las aurículas y provocan contracciones musculares que bombean la sangre a los ventrículos.

Luego, los impulsos eléctricos llegan a un grupo de células llamado nodo auriculoventricular. Este ligero retraso permite que los ventrículos se llenen de sangre. Cuando las señales eléctricas llegan a los ventrículos, las cavidades inferiores del corazón se contraen y bombeen sangre a los pulmones o al resto del cuerpo.

En un corazón sano, este proceso de señalización del corazón, por lo general, se lleva a cabo sin problemas, lo que resulta en una frecuencia cardíaca en reposo normal de 60 a 100 latidos por minuto.

El corazón durante la fibrilación articular

La fibrilación ventricular está causada por un problema en las propiedades eléctricas del corazón o por una interrupción del suministro normal de sangre al músculo cardíaco. Algunas veces se desconoce la causa de la fibrilación ventricular.

Factores de riesgo

Las cosas que pueden aumentar el riesgo de padecer fibrilación ventricular comprenden:

  • Un episodio previo de fibrilación ventricular
  • Un ataque cardíaco anterior
  • Un defecto cardíaco de nacimiento (enfermedad cardíaca congénita)
  • Enfermedad del músculo cardíaco (miocardiopatía)
  • Lesiones que provocan daño al músculo cardíaco, como ser alcanzado por un rayo
  • Abuso de sustancias, es especial de la cocaína o las metanfetaminas
  • Un desequilibrio grave de potasio o magnesio

Complicaciones

Sin tratamiento inmediato, la fibrilación ventricular puede causar la muerte en minutos. Los latidos rápidos y erráticos de la afección hacen que el corazón deje abruptamente de bombear sangre al cuerpo. La presión arterial baja repentinamente y de manera significativa. Cuanto más tiempo le falte sangre al cuerpo, habrá mayor riesgo de daño en el cerebro y otros órganos.

La fibrilación ventricular es la causa más frecuente de muerte cardíaca súbita. El riesgo de complicaciones a largo plazo depende de si recibes tratamiento rápido.