Tengo fibromas uterinos que me provocan períodos menstruales abundantes. Me preocupa que me dé anemia. ¿Debo tomar un suplemento de hierro?

Es cierto que la pérdida de sangre por menorragia puede provocar una anemia por deficiencia de hierro, una afección en la que no tienes suficiente hierro en el organismo. Las mujeres que tienen fibromas uterinos y tienen mucho sangrado están en riesgo de desarrollar anemia.

Pero solo por tener períodos menstruales abundantes no significa que debas tomar suplementos de hierro. De hecho, tomar un suplemento de hierro si no lo necesitas puede causar más daños que beneficios.

¿Cuáles son los síntomas de la anemia?

Sin suficiente hierro, el organismo no puede producir suficientes glóbulos rojos sanos para transportar el oxígeno por todo el cuerpo. En consecuencia, la anemia por deficiencia de hierro puede hacerte sentir cansancio y dificultad para respirar.

Al principio, los signos y síntomas de la anemia pueden ser leves y pasar desapercibidos. Pero a medida que aumenta la deficiencia de hierro en el organismo, estos signos y síntomas se tornan más evidentes, por ejemplo:

  • Fatiga extrema
  • Debilidad
  • Piel pálida
  • Dolor torácico, latidos cardíacos rápidos o falta de aliento
  • Dolor de cabeza, mareos o vértigo
  • Manos y pies fríos
  • Inflamación o dolor en la lengua
  • Uñas quebradizas
  • Antojos inusuales de sustancias no nutritivas, como hielo, tierra o almidón

Antes de tomar un suplemento de hierro, habla con tu proveedor de atención médica

Es importante que hables con tu proveedor de atención médica si tienes menorragias. Sentir cansancio es un efecto secundario común de la menorragia, pero no siempre significa que tienes bajo el hierro. Es posible que el médico te indique un análisis de sangre para detectar si tienes anemia u otras afecciones. Si tienes bajo el hierro, es posible que tengas que tomar un suplemento de hierro u otro medicamento si hiciera falta.

Tomar un suplemento de hierro cuando no lo necesitas puede ser perjudicial y, a veces, puede tener graves consecuencias. Los suplementos de hierro pueden causar malestar estomacal, estreñimiento, náusea, dolor abdominal, vómitos y desmayos. Además, sobrecargar al organismo con hierro puede dañar el hígado y los riñones, y causar otros problemas de salud.

¿Necesitas más hierro durante tu período menstrual?

Comer alimentos con alto contenido de hierro es una opción saludable para cualquier momento del mes. La cantidad de hierro que necesitas a diario depende de tu edad y sexo. Durante tu período menstrual, asegúrate de mantenerte hidratada, dormir bien y llevar una alimentación sana. Esto puede ayudar a compensar la fatiga que quizás sientas durante tu período.

Para asegurarte de tener suficiente hierro en el organismo, trata de alcanzar la ingesta de hierro recomendada por día:

Sexo y edad Dosis
Mujeres adultas de 19 a 50 años 18 mg
Niñas adolescentes de 14 a 18 años 15 mg
Hombres adultos de 19 a 50 años 8 mg
Niños adolescentes de 14 a 18 años 11 mg
Adultos mayores de 51 años 8 mg

Aumenta el hierro sin riesgos comiendo alimentos ricos en hierro

Comer con regularidad alimentos ricos en hierro puede ayudarte a mantener un nivel saludable de hierro. La vitamina C mejora la capacidad del organismo de absorber el hierro. Bebe jugo de cítricos o come alimentos ricos en vitamina C cuando comas alimentos con mucho hierro.

Trata de que estos alimentos ricos en hierro pasen a formar parte de tu dieta:

  • Espinaca
  • Tofu
  • Pan y cereales para el desayuno fortificados con hierro
  • Carnes magras
  • Mariscos
  • Pavo
  • Pollo
  • Frutos secos
  • Quinua
  • Frijoles, alubias o porotos
  • Hortalizas de hoja verde
  • Melaza negra
  • Hígado (probarlo en forma de paté)
  • Chocolate amargo (con moderación)

With

Kristina Butler, M.D., M.S.

July 29, 2021