La bacteria Salmonella typhi causa la fiebre tifoidea. La fiebre tifoidea es poco frecuente en países industrializados. Sin embargo, continúa siendo una amenaza grave a la salud en el mundo en desarrollo, especialmente para los niños.

La fiebre tifoidea se propaga a través del agua y los alimentos contaminados o a través del contacto cercano con una persona infectada. Los signos y síntomas generalmente son fiebre elevada, dolor de cabeza, dolor abdominal y estreñimiento o diarrea.

La mayoría de las personas con fiebre tifoidea se siente mejor a los pocos días del inicio del tratamiento con antibióticos, aunque una cantidad reducida de ellas puede morir por complicaciones. Las vacunas contra la fiebre tifoidea están disponibles, pero solo son parcialmente efectivas. Por lo general, las vacunas se reservan para las personas que pueden estar expuestas a la enfermedad o que viajan a zonas donde la fiebre tifoidea es frecuente.

July 11, 2015