Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La tularemia puede tratarse de manera eficaz con antibióticos como la estreptomicina o la gentamicina, que se administran por medio de una inyección directamente en un músculo o una vena. Según el tipo de tularemia que se esté tratando, los médicos pueden en cambio recetar antibióticos orales, como doxiciclina (Oracea, Vibramycin u otros).

También recibirás tratamiento para cualquier complicación que tengas, como meningitis o neumonía. En general, deberías ser inmune a la tularemia luego de recuperarte de la enfermedad, pero en algunas personas vuelve a aparecer o se vuelven a infectar.

July 08, 2015