La mayoría de las personas expuestas a la tularemia que desarrollan la enfermedad se suelen enfermar en un plazo de 3 a 5 días, pero esto puede ocurrir hasta en 14 días. Existen muchos tipos de tularemia, y el tipo que desarrolles dependerá de la manera y el lugar en los que la bacteria ingrese al cuerpo. Cada tipo de tularemia tiene su propio grupo de síntomas.

Tularemia ulceroglandular

Esta es la forma más frecuente de la enfermedad. Algunos de los signos y síntomas son:

  • Una úlcera en la piel que se forma en el lugar de la infección, usualmente, en la picadura de un insecto o en la mordedura de un animal
  • Ganglios linfáticos inflamados y doloridos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio

Tularemia glandular

Las personas con tularemia glandular tienen los mismos signos y síntomas de la tularemia ulceroglandular, pero sin úlceras en la piel.

Tularemia oculoglandular

Esta forma de la enfermedad afecta los ojos y puede provocar:

  • Dolor de ojos
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Hinchazón y secreción de los ojos
  • Una úlcera en el interior del párpado
  • Sensibilidad a la luz

Tularemia orofaríngea

Esta forma de la enfermedad, que usualmente es causada por comer carne de animales salvajes poco cocida o por beber agua contaminada, afecta la boca, la garganta y el tubo digestivo. Algunos de los signos y síntomas son:

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Úlceras en la boca
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Inflamación de las amígdalas
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello

Tularemia neumónica

Este tipo de tularemia provoca los signos y síntomas típicos de la neumonía:

  • Tos seca
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar

Otras formas de tularemia también se pueden extender a los pulmones.

Tularemia tifoidea

Esta forma grave y poco frecuente de la enfermedad suele provocar:

  • Fiebre alta
  • Cansancio extremo
  • Vómitos y diarrea
  • Dilatación del bazo (esplenomegalia)
  • Inflamación del hígado (hepatomegalia)
  • Neumonía

Cuándo consultar al médico

Si crees que puedes haber estado expuesto a la tularemia, especialmente, si te ha picado una garrapata o si has manipulado un animal salvaje en una zona en donde suele haber tularemia y has desarrollado fiebre, úlceras en la piel o hinchazón de las glándulas, consulta con un médico lo antes posible.

July 08, 2015